DEPORTES

Publicidad

Tom Pidcock inscribe su nombre en el Alpe d’Huez al ganar la etapa 12 del Tour de Francia; Jonas Vingegaard conserva el maillot amarillo

El británico logró una segunda victoria en su carrera que le coloca con letras capitales en la historia de la Grande Boucle.

El británico Tom Pidcock (Ineos Grenadiers), se quedó con el triunfo de la etapa 12 del Tour de Francia. Foto: EFE

Publicidad

El británico Tom Pidcock (Ineos Grenadiers) conquistó este jueves la duodécima etapa del Tour de Francia, con final en la legendaria cima del Alpe d’Huez, mientras que el danés Jonas Vingegaard conservó el maillot amarillo de líder que se había enfundado la víspera.

El danés del Jumbo-Visma resistió los ataques de su principal rival, el esloveno Tadej Pogacar, vigente doble campeón del Tour, que cruzó la línea de meta justo por delante del maillot amarillo.

Pidcock (22 años), campeón olímpico de bicicleta de montaña, formó parte de la escapada del día, y superó en la meta a 1.850 metros de altitud al sudafricano Louis Meintjes (Intermarché) por 48 segundos y al británico Chris Froome, cuatro veces ganador del Tour, por algo más de dos minutos.

Publicidad

Es una de mis vivencias más hermosas. Simplemente es increíble, ¡lograr mi primera victoria en el Tour de Francia en el Alpe d’Huez!”, afirmó el ganador del día.

En la clasificación general, Vingegaard sale de los Alpes con 2 minutos y 22 segundos de ventaja sobre Pogacar, que ascendió este jueves del tercer al segundo puesto, que ocupaba el francés Romain Bardet, ahora cuarto.

Tercero en la general es el también británico Geraint Thomas, anterior vencedor en Alpe d’Huez -en 2018- y líder de un Ineos que se llevó este jueves la etapa, consolidó en el podio a Thomas y colocó también a Pidcock en el octavo puesto de la general.

Publicidad

Un día después de la etapa de locura en el Col du Granon, los aspirantes al podio en París no se mostraron hasta la subida final (13,8 kilómetros al 8,1%) en esta etapa de 165,1 kilómetros, pero a la que llegaron con seis minutos de retraso sobre los escapados, demasiado para pelear por la victoria de etapa.

“Después de la jornada de ayer, no tenía la confianza que me hubiese gustado. Creo que habría podido estar mejor. Pero las sensaciones fueron en todo caso buenas hoy”, confesó Pogacar.

Publicidad

Con salida en Briançon, la ciudad francesa a mayor altitud sobre el nivel del mar (1.350 metros) y en la que conquistó una etapa el colombiano Mauricio Soler en 2007, los 159 corredores que proseguían en carrera en la salida encararon una nueva subida al Galibier, aunque en esta ocasión por su vertiente menos infernal, por el Lautaret.

Varios corredores con muy poco que decir en la general lograron abrir hueco con un pelotón en el que el Jumbo no sentía la menor obligación para endurecer el ritmo.

Así, en el día de la fiesta nacional francesa, fue uno de los suyos, Anthony Pérez (Cofidis), el primero en coronar este jueves el techo de este Tour, a más de 2.600 metros de altitud.

Ataques estériles

Luego de un largo descenso de ese coloso por la misma parte por la que se ascendió el miércoles, se unió casi sin solución de continuidad la bajada del Telegraphe, antes de encarar la interminable subida a la Croix de Fer, el segundo puerto de categoría especial del día, con sus casi 30 kilómetros hacia el cielo. El primero en alcanzar su cumbre fue el italiano Giulio Ciccone.

Publicidad

Ya en el Alpe d’Huez, la subida de las 21 curvas, Pogacar atacó a falta de cuatro kilómetros sin lograr dejar atrás a Vingegaard. Lo volvería a intentar dos kilómetros después, con idéntico resultado.

“Me esperaba los ataques de Tadej (Pogacar), volverá a hacerlo cada vez que pueda. Tengo que vigilarlo, no perderlo de vista”, declaró en conferencia de prensa el maillot amarillo.

El colombiano Nairo Quintana cedió en meta cerca de 1 minuto y 20 segundos con ambos favoritos y dio un paso atrás en su pelea por el podio.

Ajeno a esa pelea por el maillot amarillo, Pidcock realizó una subida muy regular en la que con un ritmo constante fue dejando descolgados uno a uno a sus acompañantes.

En su segundo año como profesional, logró una segunda victoria en su carrera que le coloca con letras capitales en la historia del Tour.

Con 22 años y 349 días, Thomas Pidcock se convirtió este jueves en el ganador más joven de una etapa en Alpe d’Huez en la historia del Tour de Francia.

El corredor británico mejoró en ese registro la marca del colombiano Lucho Herrera, que contaba con 23 años y 74 días en su victoria en 1984 cuando se impuso a Laurent Fignon.

La decimotercera etapa del Tour de Francia, el viernes, supone el regreso al llano luego de dos días de alta montaña por los Alpes, para alivio de los esprínteres, con un recorrido de 192,6 kilómetros entre Le Bourg d’Oisans y Saint-Etienne. (D)

En Star+ tenemos películas, series y deportes exclusivos en vivo de la LigaPro y ESPN. Suscríbete aquí

Redacción
Redacción

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad