Puede sonar como una historia un poco truculenta, o tan solo una casualidad. Tal vez una de las casualidades más sonadas este año, que es cuando se emite la serie de Netflix. Se trata del romance de Diego Boneta con Michelle Salas, la primera hija de Luis Miguel, a quien Boneta interpreta en la bioserie de Netflix sobre El Sol de México. Sucedió en 2013.

La pareja se conoció en la ciudad de Los Ángeles, Estados Unidos, donde los dos residían. Con el tiempo empezaron a mostrarse muy cercanos en público y los reflectores y programas de farándula no se hicieron esperar.

Las primeras declaraciones del actor sobre la modelo fueron explicando cómo lo cautivó con su belleza. Sin embargo, además de las imágenes que los captaron juntos, no hay mucho que contar porque se trató de una relación privada y corta que, una vez finalizada, nadie se pronunció al respecto.

Con respecto al proyecto de Netflix, en esta segunda temporada el famoso ha tenido que convivir con la imagen de Michelle Salas ficticia en una situación completamente diferente a la que se enfrentaba hace algunos años como su pareja sentimental. Como si de un crossover irónico de la vida se tratase.

La argentina Macarena Achaga fue la elegida por el equipo de Netflix para interpretar a la hija de Luis Miguel, Michelle Salas, en la segunda temporada de la serie autobiográfica del cantante que se estrenó el pasado domingo 18 de abril.

‘Luis Miguel: la serie’ dedicó su episodio 6 a la memoria de Armando Manzanero

Michelle, quien es hija de LuisMi con la cantante Stephanie Salas, fue durante muchos años no reconocida por el cantante. Fue en 2007 cuando El Sol le pidió a su amigo y representante Alejandro Asensi que comenzara los trámites para reconocer legalmente a Michelle como su hija, quien estaba por cumplir 18 años.

Finalmente el reencuentro entre padre e hija sucedió en 2008 después de que el cantante finalizara los trámites donde la también nieta de Sylvia Pasquel pudo obtener el apellido de su famoso padre. Ahora lleva el nombre completo Michelle Gallego Salas, aunque en sus redes sociales solo hace alusión al apellido de su mamá. (E)