Hace unos días Jennifer Lopez posó desde una cama con lencería de encaje, y ahora, la cantante de 53 años deslumbra al mundo con su nueva aparición en la portada de la revista Vogue.

En la historia publicada por la revista este 8 de noviembre, JLo, quien hace poco aseguró que ser latina la hizo sentirse especial al inicio de su carrera, habló de cómo fue vida estando en el Bronx y la oportunidad que tuvo como jurado de “American Idol” en 2011, así lo reseñó el portal web Vogue.

La vida de Jennifer Lopez en el Castle Hill del Bronx

Para nadie es un secreto que Jennifer Lopez creció en el vecindario “Castle Hill del Bronx”, en lo que ella describe como un típico hogar puertorriqueño de clase trabajadora. Aunque sus antecedentes fueron analizados en busca de pistas sobre la grandeza futura que tuvo la artista.

Publicidad

Nació en Estados Unidos y su idioma es el inglés: los Grammy nombran a Jennifer Lopez como la latina más influyente en la historia y usuarios en Twitter preguntan por Shakira

Una educación estricta, la iglesia todos los domingos, la exposición temprana de su madre a los musicales, una impresionante carrera atlética en la escuela secundaria, son algunos de los detalles que destacan.

La madre de JLo, Guadalupe Rodríguez fue una mamá joven, divertida pero también muy dura y estricta, y en ocasiones agobiada con sus tres hijas, recurriendo con ellas al castigo corporal, algo que Jennifer trató de entender como costumbre de la época y el lugar.

“La respetábamos, pero también la temíamos”, recuerda. “Ella hizo lo que necesitaba para mantenernos a raya”. Y David López, su padre, trabajaba de noche y no siempre estaba disponible para su familia. Cuando se divorciaron, después de 33 años de matrimonio.

Publicidad

“Mis padres me enseñaron el valor del trabajo duro y la importancia de ser una buena persona”, explica. “Pero la combinación de ellos era lo que tenía que averiguar. Dio forma a lo que me gustaba en lo que a mi vida personal se refería”.

“Eso fue todo: quién es tu mamá y quién es tu papá y cómo te aman y te enseñan a amar se convierten en los patrones positivos y negativos que tienes que superar en la vida”, afirma la “diva del Bronx” en la entrevista.

Publicidad

Jennifer Lopez como jurado en “American Idol”

Con problemas financieros encima y algo de incertidumbre, en 2011, Jennifer aceptó un trabajo como juez en American Idol, lo que, para su gran sorpresa, revitalizó su carrera. Resultó que el toque humano era lo que su audiencia y la industria necesitaban de ella.

A 11 años de su divorcio: así es la relación de Jennifer Lopez y Marc Anthony con un trato distante que quedó claro cuando el cantante no estuvo entre los invitados a la boda de su ex

“Fue como, ¡Oh! ¿Eso es todo lo que tenía que hacer todo este tiempo era ser yo mismo? Aunque era una competencia, era un reality show”, explica.

“Y nunca había hecho uno. Hasta entonces solo teníamos lo que los medios te decían de mí. Me encantó conocer a los niños porque me identifiqué mucho con sus sueños, simplemente me encantó”, recuerda JLo con cariño.

“Hubo muchas cosas que la gente vio a través de ese programa, pero más que nada creo que vieron mi corazón, que era una persona genial y divertida, que era una buena persona”, reveló la artista estadounidense.

Publicidad

Al mismo tiempo, y para ese entonces, Lopez había iniciado en privado un proceso de autorreflexión y superación personal que emanaba de la experiencia de la maternidad. “Simplemente no entendía lo que era cuidarme a mí misma, no anteponer los sentimientos y las necesidades de otra persona”, concluyó Lopez. (E)

Te recomendamos estas noticias