Quienes vieron la primera película de John Wick deben conocer la historia del asesino a sueldo, interpretado por Keanu Reeves, que había dejado atrás la vida criminal y se vio obligado a regresar luego de que mafiosos ingresaran a su casa, mataran a su cachorra Daisy y robaran su auto.

De ahí en adelante lo demás es historia y si aún no la conoces entonces te recomendamos ver la saga completa con cuatro películas en su haber y una trama de suspenso y acción en la que también intervienen actores caninos.

Y es que para la franquicia el actor Keanu Reeves contó con un trío de mascotas que lo acompañaron en las distintas producciones. El primero de ellos fue un perro beagle y más tarde se sumaron dos pitbull con los que convivió por algún tiempo, mientras estaba en grabaciones para tener una conexión con ellos.

Publicidad

Daisy, la primera mascota de John Wick

Daisy, que en la vida real se llamaba Andy, fue la primera mascota de John Wick, interpretado por Keanu Reeves. Dentro de la trama Andy tuvo un importante papel en la vida del asesino porque fue un obsequio de Helen, su fallecida esposa.

El can por el que sentía profundo cariño termina asesinado en la primera película lo que obliga a John a volver al inframundo del que había salido para tomar venganza, así lo recuerda la revista GQ.

Después de estrenar la primera película en el 2014, Andy acompañó a Keanu Reeves a un par de alfombras rojas, recuerda Infobae. Luego del film fue adoptada y su nueva familia le cambió el nombre de Andy por Wick, en honor a su compañero humano de reparto, cita el medio argentino.

Publicidad

El pitbull “Unnamed” o sin nombre

Tras la muerte de Daisy se desarrolla toda una historia que se centra en las acciones de Keanu Reeves y en el transcurrir de la misma una segunda mascota llega a la vida de John Wick. Esta vez se trata de un pitbull que aparece en las películas 2 y 3 para convertirse en su fiel compañero.

Aunque trata de no encariñarse con el can, este lo sigue a todos lados. Dentro de la historia se le conoce como Unnamed, el perro sin nombre a quien John Wick simplemente llama “perro”.

Publicidad

Para este personaje canino la producción contó primero con un pitbull llamado “Burton” quien aparece en la película número dos.

Aunque no tuvo el mismo desenlace de Daisy, para la tercera entrega “John Wick: Parabellum” necesitaron de otro perro de igual raza que interpretara a “Unnamed”. Esta vez incluyeron a una pitbull cuyo nombre original era “Cha cha”.

Todos pasaron una buena parte del tiempo de grabación con Keanu Reeve para que el actor pudiera familiarizarse con las mascotas y se notara la “química” entre ellos en las escenas. (E)

Te recomendamos estas noticias