Enrique y Meghan habrían logrado uno de los sueños de la recordada princesa Diana, quien al parecer anhelaba vivir en California, alejada de la familia real británica, tal como ahora lo hace el menor de sus hijos junto a su familia, se indica en una publicación de la revista People.

Desafortunadamente, Lady Di no logró hacer realidad ese deseo, debido a que, el 31 de agosto de 1997, falleció en un accidente automovilístico.

Quien era su mayordomo, Paul Burrell, detalló a la cadena ABC que la madre de Enrique y Guillermo tenía varios planes luego de dejar la realeza. Según Burrell, Diana planificaba mudarse a Malibú, California, con el empresario Dodi Fayed, quien era su pareja sentimental en ese momento y, además, acababa de adquirir una propiedad en esa zona.

“Ella dijo: ‘Esta es nuestra nueva vida, ¿no será genial? Piensa en el estilo de vida, en los chicos, nadie juzga aquí en Estados Unidos, no tienes el sistema de clases, no tienes el sistema”, indicó Burrell.

Publicidad

Libro revela que príncipes Guillermo y Enrique tuvieron una feroz discusión por Meghan Markle

“(La casa) iba a estar en Malibú... Vi los planos. Nos sentamos en el piso, extendimos todos los mapas y el diseño de la casa”, agregó el exmayordomo.

Stewart Pierce, exentrenador de voz de Diana, también confirmó los planes que ella tenía antes de morir. Los detalles los dio a la revista US Weekly.

“Ella estaba hablando de comprar una propiedad en Malibú (y diciendo) que sería ‘realmente genial’ que los chicos tuvieran libertad para poder navegar. Porque ambos son muy deportivos, ya sabes, pero podían surfear, podían patinar, podían jugar a frisbee”, dijo.

Sale a la luz una carta de la princesa Diana con un mensaje conmovedor para sus hijos

Diana deseaba que sus hijos Guillemo y Enrique, que al momento de su muerte tenían 15 y 13 años respectivamente, pasaran algunas temporadas junto a ella en Estados Unidos, debido a que tenía la custodia compartida con el padre de ellos, el príncipe Carlos.

Aunque ella no logró volver realidad ese anhelo, en la actualidad su hijo Enrique vive junto a su familia en Santa Bárbara, California. En la zona tienen como vecinos a Tom Cruise, Oprah Winfrey, Gwyneth Paltrow o Ellen DeGeneres.

Meghan Markle sugirió que su hijo Archie no es príncipe debido al racismo, pero ¿qué dice el protocolo de la monarquía británica?

La pareja adquirió una espectacular mansión de estilo francés conocida como ‘Chateau de Riven Rock’, situada en la zona de Montecito. El valor de la propiedad fue de aproximadamente $15 milones. (I)