En los últimos meses, Madonna ha compartido pocos detalles sobre el repentino deterioro de su salud en junio pasado, cuando fue afectada por una infección bacteriana que la llevó a ser internada en cuidados intensivos.

Así lo dio a conocer desde el escenario del Sportpaleis de Amberes, en Bélgica, donde no solo reveló algunos de sus pensamientos íntimos sobre la infección, sino que ofreció un concierto como parte de su gira Celebration Tour, con la cual ahora festeja su segunda oportunidad en la vida.

“Confieso que ahora mismo no me siento muy bien, pero no me puedo quejar porque estoy viva. Doy gracias a Dios por mis hijos y por todo su amor y apoyo”, expresó la cantante frente a cientos de fanáticos.

Publicidad

Hija de Madonna impacta con baile “Vogue” en el regreso de la “Reina del Pop” con su Celebration Tour en Europa, ¿qué es la tendencia Voguing?

Madonna y su tiempo en cuidados intensivos

Una de las cosas que destacó la intérprete de “Like a prayer” fue que, durante su tiempo internada, se sintió increíblemente sola ante la posibilidad de que su vida se podría extinguir en cualquier momento. Esta situación la comparó con la vivida por su madre, quien murió de un cáncer de mama cuando ella solo tenía cinco años de edad.

“Que esté aquí para contároslo es realmente un milagro. Probablemente mi madre, que Dios la bendiga, debía de estar vigilándome desde allí arriba. Me miró y me dijo: ‘Hija mía, todavía no ha llegado tu hora’”, señaló Madonna, quien tuvo la dicha de cumplir sus 65 años de edad el 16 de agosto.

‘Vivimos en un mundo devastado por el odio’: Madonna y otros artistas se solidarizan con Israel y Palestina

Y, de acuerdo a lo publicado por Vanity Fair, uno de los supuestos tratamientos que lograron estabilizar en gran medida a la artista fueron unas inyecciones de Narcan, un tratamiento utilizado para contrarrestar la intoxicación por opiáceos como la heroína o el fentanilo, aunque nadie ha confirmado esta información por los momentos.

Publicidad

(E)

Te recomendamos estas noticias