Desde que Karolina Shiino fue coronada como Miss Japón generó polémica, por tratarse de una reina nacida en Ucrania y no en el país asiático. Sus facciones físicas se alejaban por completo, de las tradicionales de la mujer japonesa. Pero ahora se suma una controversia más para ella, que la ha obligado a renunciar del reinado.

Tras haber sido coronada hace apenas dos semanas, la joven de 26 años le dice adiós al Miss Japón. Esto sucede luego de que una revista local llamada Shukan Bunshun publicara la semana pasada que la ahora exsoberana mantenía una relación con un médico e influencer casado.

Según recoge BBC, los organizadores del certamen salieron en su defensa asegurando que ella no conocía del estado civil del hombre. Pero este lunes Shiino confesó que sí conocía del matrimonio y la familia del médico.

Publicidad

Conocido en redes sociales como Doctor Músculo, él expresó que le habría ocultado su condición de hombre casado cuando estaban juntos, y Karolina se negó a seguir teniendo una relación con él.

La exreina se disculpó por haber mentido y la organización aceptó la renuncia al título, sostuvo la Asociación Miss Japón. Del mismo modo, extendió unas disculpas para el público que estuvo con ella en todo momento. “Lamento mucho los enormes problemas que he causado y haber traicionado a quienes me apoyaron”, dijo en un comunicado.

La sociedad japonesa se caracteriza por ser conservadora, por lo que las relaciones extramatrimoniales son cuestionadas públicamente. Un caso que cita la BBC es el de la actriz japonesa Ryoko Hirosue, quien perdió contratos de actuación y publicidad, ya firmados, tras conocerse que tenía un romance con un popular chef que era casado.

Publicidad

Shiino había aceptado esta coronación entre lágrimas, ya que dijo haber enfrentado barreras raciales por ser nacida en otro país. “Ha sido un reto ser aceptada como japonesa”.

La modelo de 26 años, que nació en Ucrania, se mudó a Japón con 5 años, se crio en la ciudad de Nagoya, y adoptó el apellido japonés de su padrastro.

Publicidad

Habla y escribe japonés con fluidez y se naturalizó como ciudadana en 2022.

Era la primera ciudadana japonesa nacionalizada en ganar el certamen, y su triunfo había reavivado el debate sobre lo que significa ser japonés. (E)