Los libros están entre los planes del príncipe Enrique y su esposa, Meghan Markle; él publicará tres libros, el primero de los cuales será una memoria que se publicará durante el jubileo de platino de la reina, y la esposa trabajará en un título sobre bienestar.

El contrato, que el Daily Mail calificó como lucrativo, establece que el segundo de los libros firmados por Enrique saldrá a la luz solo después de que su abuela, la reina Isabel II, quien cumplió ya 95 años, haya fallecido.

Mientras tanto, se dice que el primero, anunciado recientemente, es causa de preocupación en Buckingham, y es solo “la punta del iceberg”.

Las fuentes cercanas a Enrique, duque de Sussex, dicen que este supervisó la subasta realizada con las casas editoriales por los derechos de los libros. La subasta empezó con una base de $25 millones, y al terminar, se acercó a los $40 millones. La ganadora fue Penguin Random House.

Meghan, por su parte, está en el compromiso de crear un libro de bienestar como parte del trato.

La temática y el autor del cuarto libro son desconocidos, todavía.

El Daily Mail ha divulgado que el príncipe, de 36 años, condujo la negociación desde California, donde él y Meghan viven en una mansión. Dos representantes editoriales volaron desde Londres para participar presencialmente en la subasta, que por lo demás fue virtual.

En Londres, la idea de que se haya hablado del fallecimiento de la reina como parte del negocio es algo “de mal gusto”. La familia real está preocupada por la decisión de Harry de colaborar con el ganador de un premio Pulitzer J. R. Moehringer para su autobiografía, en la que llevan trabajando un año.

Enrique promete que será un relato de primera mano y totalmente confiable de su vida, pero los funcionarios del palacio temen que sea en realidad una versión unilateral que reanude las tensiones con la familia. (E)