Steve Jobs fue uno de los genios tecnológicos más importantes de la era moderna, llegando a empujar al éxito a una de las marcas emblemáticas de todos los tiempos: Apple.

Sin embargo, muy distante de lo que fue su vida exitosa como profesional, en lo personal, sus más cercanos colaboradores y amigos hablaron mucho de su personalidad, llegando a describirlo como “arrogante” y difícil en varias ocasiones.

Uno de los temas más escandalosos de su vida privada fue el hecho de que negara rotundamente ser el padre de su primogénita, Lisa Nicole Brennan, quien años después fue confirmada como su hija, gracias a pruebas de ADN que le realizaron.

Publicidad

La joven la procreó de su romance con su novia de la escuela de secundaria, de nombre Christann Brennan.

Además de Lisa, Steve tuvo tres hijos más, fruto de su matrimonio con la que fue su esposa hasta el día de su muerte, Laurene Powell.

¿A qué se dedican los hijos de Steve Jobs?

La primera hija de Steve Jobs, Lisa Brennan vivió una historia turbia con su padre, quien durante años la negó y despreció, al punto de decirle que ella no tendría derecho a ninguno de sus bienes materiales o económicos.

Publicidad

Las 12 reglas del éxito según Steve Jobs

Lisa es una escritora de 43 años, y parece ser que sí recibió parte de la fortuna del magnate, según informó la revista Fortune.

Muchos años después del amor de preparatoria que hubo entre Steve y la mamá de Lisa, él expresó algún cariño por su hija, e incluso nombró uno de sus sistemas operativos en su honor.

Publicidad

En cuanto a los hijos de su matrimonio de años con Laurene Powell, sí se vieron beneficiados de alguna forma.

Según reseña el Daily Mail, la viuda heredó parte de la fortuna de 10.5 mil millones de dólares que amasó el CEO de Apple, quien falleció en 2011 por un cáncer de páncreas, a la edad de 56 años.

Su segundo hijo y el único varón, Reed Jobs, de 30 años, es graduado de Stanford en Oncología, especialidad en la cual se interesó desde que su padre fue diagnosticado.

Erin Jobs es la tercera heredera que dejó el magnate y la de personalidad más parecida a él. A sus 26 años, es experta en arquitectura y diseño.

Publicidad

Y por último, Eve Jobs, de 23 años siguió los pasos de su padre y se graduó en Stanford en Ciencias y Tecnología, pero además, es modelo para la marca de belleza Glossier y es muy bella.

En septiembre de 2021, debutó en la pasarela en el marco de la Semana de la Moda. Y en la nueva edición de este año, la hermosa joven volvió a ser la gran sorpresa, tras participar en el desfile de Louis Vuitton, para la colección Otoño/Invierno 2022-2023.

Eve Jobs hizo su debut en el modelaje

Pese a la millonaria herencia que el gigante de la tecnología dejó a su esposa, el diario británico resaltó que según los informes que se manejan, ninguno de los tres hijos del empresario, heredó ni un céntimo de su fortuna.

Todo esto debido a que la premisa de su madre, Laurene Powell es que no cree en la “acumulación” de los bienes o fortuna. Todo se acabará cuando ella muera.

Con gran elocuencia dejó claro la situación en el 2013, en una entrevista que brindó al New York Times. “Heredé mi riqueza de mi esposo, a quien no le importaba la acumulación de riqueza (...) Steve no estaba interesado en eso. Si vivo lo suficiente, terminará conmigo”.

Por ello, los hijos han hecho con su carrera, su principal vía para vivir con los lujos y el bienestar que tienen en la actualidad. (E)