Fue cuando estudiaba en la universidad que el chileno Felipe Ríos Correa sintió un llamado a servir a Dios. Es así como se convierte en sacerdote católico y pasa a formar parte de los ‘schoenstattianos’ en Ecuador, país al que llegó hace cinco años.

“Fue una experiencia muy marcante y linda para mí. En ese tiempo de mi juventud recibir el llamado de Dios no estaba entre mis planes. Fue algo muy fuerte e inesperado, en ese entonces tenía incluso una enamorada que estudiaba conmigo. Tomé la decisión de seguir con este camino con mucha alegría”, confiesa Ríos en una conversación con este Diario.

Este 2024 va a cumplir aproximadamente tres décadas de su inicio en esa comunidad y además presenta su segundo libro. Se trata de una novela titulada Sin atajos, la que describe como muy entretenida, ágil y de fácil lectura. La lanzó bajo la editorial San Pablo.

Publicidad

Esta narra el reencuentro de entre dos grandes amigos que se separan y pierden contacto por varios años por motivos profesionales. Bernardo es el protagonista de la historia que refleja la naturaleza de las relaciones interpersonales y todos los sentimientos que llevan consigo: miedo, dolor, aceptación, valentía y superación.

La trama se desarrolla en México, lugar donde Ríos vivió. “Es un ambiente colorido. Yo conozco esos lugares porque he estado ahí. México es un mosaico cultural interesantísimo, desde sus expresiones religiosas hasta su gastronomía. Además, geográficamente es muy diverso”, afirma.

Dentro de la narrativa, presenta detalles basados en experiencias personales del autor y de personas que lo rodean. “Las historias paralelas que van viviendo Bernardo y Carlos (su amigo) algunas son reales, otras han sido adaptadas”, explica.

Publicidad

“Lo puede leer cualquiera, fuera creyente o no. El formato de novela creo que es el más atractivo para las personas y eso es muy importante. Tiene también varios puntos de interés”, comenta.

“La verdad fue un proceso largo que se vio interrumpido por circunstancias de la vida, tenía muchísimo trabajo encima. Lo he ido escribiendo y puliendo y se publicó primero en España en enero de este año”, cuenta sobre el proceso de construcción de su obra.

Publicidad

‘Sin atajos’, de Felipe Ríos.

Lo que más le costó de escribir el libro fue la parte de técnica literaria. “Me refiero a aspectos de narración, de diálogos, el desarrollo de cada personaje, cómo poder enganchar al lector para que siga leyendo y volverlo atractivo para que genere curiosidad. Son un montón de cosas, que tenga coherencia y que sea prolijo también era importantísimo”, manifiesta y añade que lo trabajó durante sus ratos libres.

“Disfruté muchísimo el escribirlo. Es una novela sencilla que le puede gustar a una mujer, a un hombre, a los jóvenes y a quien sea, por eso combina muchos elementos. Si tuviera más tiempo pasaría escribiendo. Espero que quienes la lean descubran cosas de sí mismos y que la gocen leyendo”, finaliza.

El libro Sin atajos se puede adquirir en el sitio web de la librería San Pablo y en Diorvett (https://diorvett.com.ec/), en Guayaquil y Samborondón. (E)