Desde Miami y luego de recibir una alerta de tornado se conectaron a un zoom para una entrevista con este Diario, Juan Javier Peña y Ricardo Casal, dos guayaquileños que viven y triunfan haciendo lo que aman: la publicidad.

Ellos exhibirán su creatividad una vez más el domingo 11 de febrero en el Super Bowl 2024, a través de un anuncio para el gigante de la tecnología, Google.

Publicidad

Específicamente, un comercial para el teléfono Google Pixel, el cual busca enseñarle al mundo sobre la herramienta Guided Frame. Esta permite a personas no videntes tomarse selfies y grabar videos, es por eso que utilizando esa característica inclusiva tuvieron la idea de hacer un comercial dirigido por un director ciego.

Así, le encargaron al británico Adam Morse guiar la historia titulada Javier in Frame, que muestra a un hombre ciego que documenta momentos importantes de su vida, utilizando la función para tomar fotografías.

“Es la primera vez que va a haber un comercial dirigido por una persona ciega en la historia del Super Bowl”, manifiesta Casal.

Nace la creatividad

Peña, de 36 años, cuenta que entró a la universidad a cursar la carrera de Marketing hasta que en una de sus materias descubrió el mundo de los comerciales y se enamoró de la capacidad que tienen ciertos creativos para contar historias y de hacer que las personas puedan sentir algo cuando ven una pieza de comunicación. Particularmente, recuerda haber visto el mítico anuncio del 2002 de Coca-Cola titulado Para todos. Así, se cambió a estudiar publicidad.

Publicidad

A diferencia de su dupla, Casal, de 37, siempre estuvo inclinado y decidido por esta profesión, pues fue en el colegio donde recibió clases de publicidad. “Tuve mucha suerte de que siendo tan joven ya sabía lo que quería hacer para toda la vida”, cuenta.

El dúo se conoció en el 2009 haciendo un trabajo grupal y desde ese momento nunca se separaron. “Aparte de los proyectos de clases que teníamos, empezamos a entrar a concursos de publicidad estudiantiles, los cuales perdimos todos, a excepción de la vez que ganamos el Ojo de Iberoamérica y obtuvimos una beca para estudiar juntos en Argentina”, explica Peña, quien agrega que a la par empezaron a trabajar para agencias en Buenos Aires, ciudad que en el año 2014 cambiaron por Miami.

Casal confiesa que luego de tantos años lo que se inició como una amistad, se convirtió en una hermandad. “Tuvimos siempre mucha suerte de estar apuntando hacia el mismo norte, como lo hacemos hasta el día de hoy. Hemos pasado distintas etapas de vida bastante alineadas, mirando al mismo objetivo desde que salimos de Ecuador hace doce años”.

Estos creativos han trabajado para varios mercados globalmente e integrado equipos que han hecho bastante ruido en el mundo de la publicidad. Actualmente ambos son directores creativos y socios en GUT, una agencia y red creativa que cuenta con oficinas en Miami, Los Ángeles, Buenos Aires, São Paulo, Toronto, Ciudad de México y Ámsterdam.

Una carrera excepcional

Esta sería la octava vez que sus ideas se verán en el Super Bowl. Fue en el 2016 cuando trabajaban en DAVID The Agency y les llegó un pedido de la multinacional Heinz, entonces se les ocurrió hacer un anuncio al que titularon Wiener Stampede.

Este clip muestra a una manada de cachorros vestidos como hot dogs, corriendo hacia una familia disfrazada de ketchup, mostaza, y salsa BBQ, los productos que forman parte de la oferta de condimentos de la empresa que querían resaltar.

Este quedó número dos en el ranking de mejores comerciales del Super Bowl, gracias a que la gente dentro de todo Estados Unidos votó por él.

Peña afirma que el porcentaje de personas que llegan a trabajar en un comercial para este evento es muy bajo. “Son muy pocos y hay mucha presión porque representa una gran inversión para el cliente que lo solicita y también por la cantidad de gente que lo verá. Tienes que hacer un producto que guste, le sirva a la marca y que genere conversaciones, porque estás compitiendo contra, probablemente, las mejores agencias del mundo dentro del stage más grande para la publicidad”.

Los procesos creativos

Ambos cuentan que el camino para realizar los anuncios es bastante largo, pues toma tiempo y es un gran trabajo en equipo. Existen rondas de investigación, presentar ideas, conceptualización, para luego pasar a producirlo y tenerlo listo en la fecha indicada.

“Esto se planea con mucha anticipación porque hay mucho dinero involucrado, entre el espacio para aparecer en el Super Bowl y los costos de producción. Existe presión pero no deja de ser algo muy emocionante”, dice Peña, quien añade que tratan todos sus proyectos y licitaciones con el mismo nivel de importancia, creatividad y compromiso.

¿Cómo hacen para no quedarse sin ideas?

Casal: gran pregunta, nos preguntamos lo mismo todos los días. Nosotros decimos que somos nerds de la publicidad porque nos encanta no solo ver comerciales, sino tratar de deconstruirlos y pensar cómo los creativos a los que se les ocurrió eso llegaron a esa idea final.

Peña: primero que es un trabajo en equipo. Tenemos muy buenos equipos en la agencia, entonces todos los días nos sentamos a pensar, escribir, y luego desarrollar las ideas que nos parezcan que son las mejores. Lo lindo en este mundo de la publicidad es que tiene un aspecto colaborativo, por ejemplo, a veces alguien tira una idea inicial, otro la amplifica y la terminamos construyendo.

Este dúo tiene pasión por hacer productos que sean distintos de lo que el resto está haciendo, para lograr romper la fórmula del típico comercial. (E)