Desde la plataforma DirectvGo y TNT se apreció un poco de lo que fue la alfombra roja de los Premios Emmy. Letty Saha, fue la encargada de hablar con algunas de las estrellas.

Cedric the Entertainer llegó al evento con un traje en color celeste que en la chaqueta llevaba dos líneas en diagonal un tanto gruesas. El anfitrión de la noche aseguró que el público se divertirá esta noche.

Chris Sullivan de This is Us (nominado a Mejor Actor de Reparto) optó por un smoking en color café rayado. De hecho, era un animal print de zebra. Un atuendo distinto que fue complementado con unas gafas como accesorio.

Kathryn Hann, la bruja en Wandavision, caminó con un outfit negro strapless. Era un estilo de jumper con un cinturón de gran tamaño que ocupaba casi toda el área abdominal. La actriz contó que la mejor parte de grabar la serie fue el primer episodio, ya que hubo público presente. Y de ahí confesó que los looks, todos los outfits le encantan.

Con unas un jersey negro que cubría hasta sus manos en forma de guantes, a su vez unas mangas extravagantes, Billy Porter de Pose (nominado a Mejor Actor de Drama), conversó en la alfombra roja. Porter dijo que su personaje lo llevó a un espacio de comprensión y superación de trauma en su vida real. “Este personaje me liberó de muchas cosas”, sostuvo.

Nominada a Mejor Actriz de comedia, Rosie Perez (The Flight Attendant) lució un vestido dorado, elegante, que adherido tenía una capa que caía hasta el suelo. Su elección no fue arriesgada, pero sí precisa para el evento.

Por su parte, Giancarlo Esposito comentó en su entrevista que le encanta la naturaleza mítica de The Mandalorian. Su personaje quiere dominar la galaxia y eliminar a baby Yoda en la serie, que ahora prepara su tercera temporada. El actor fue acompañado de su hija y además e su traje azul oscuro y un sombrero, también vistió una pulsera que su hija le hizo y la mostró en cámaras. (E)