El papa concluyó que el hermano religioso estadounidense James Miller fue asesinado por odio a la fe católica durante la guerra civil de Guatemala, por lo que podrá ser beatificado.

En los últimos años, Miller se ha convertido en el segundo estadounidense asesinado en Guatemala en acercarse a una posible santidad.

Francisco aprobó un decreto que reconoce que Miller, originario de Stevens Point, Wisconsin, murió como mártir el 3 de febrero de 1982 en Huehuetenango, Guatemala, informó el Vaticano. El religioso de 37 años estaba trabajando con jóvenes indígenas como miembro de los Hermanos de las Escuelas Cristianas de La Salle cuando fue asesinado por tres hombres enmascarados. Nadie ha sido arrestado por su muerte.

Al ser declarado mártir, Miller ya no necesita haber hecho un milagro de intercesión para confirmar su beatificación. Todavía no se ha fijado fecha del acto ceremonial.

Miller fue parte de más de una decena de personas cuyas causas para llegar a la santidad avanzaron durante una audiencia el miércoles entre Francisco y el jefe de la oficina de canonización del Vaticano. (I)