“Lleve las flores, lleve las flores”, voceaba este martes José Robayo cerca a la puerta 1 del Cementerio Patrimonial de Guayaquil. Eran las 11:30 y decenas de personas ingresaban para visitar las tumbas de sus familiares. El Día de los Difuntos generó una gran concurrencia en camposantos de la ciudad y sus alrededores. También fue un aliciente para comerciantes, que intentan recuperarse económicamente.

Robayo es vendedor de flores y llegó pasadas las 06:00 a los exteriores del camposanto. Dijo que a esa hora ya había unas diez personas esperando que abran las puertas. A las 07:30 se permitió el ingreso de los ciudadanos a este sitio.

En los últimos cuatro días, dijo el comerciante, ha podido vender la mayoría de sus productos.

“No viene tanta gente como antes de la pandemia. Pero mejoró para lo que era el año pasado. El año pasado perdí como 200 dólares porque no vinieron muchas personas”, sostuvo Robayo. Dijo que desde el viernes hasta la mañana de ayer obtuvo réditos que superan los 400 dólares.

Publicidad

Ya en el interior del camposanto, a las 12:00 se realizaba una misa en el sector conocido como Cruz Mayor, en el ingreso por la puerta 1. Unas 30 personas participaron de este evento religioso.

A 200 metros de la avenida de las Palmeras, Luis Flores adornaba la lápida de su padre (con su mismo nombre), fallecido hace 25 años. Junto a su hermana, limpiaban la parte externa del nicho y colocaron flores en sus alrededores.

Luis Flores adornada la lápida de su padre en el Cementerio Patrimonial. Foto: José Beltrán. Foto: El Universo

“No venimos tan seguido y aprovechamos hoy para visitarlo. Le estamos cambiando las rosas que habían quedado de la última vez que vinieron a visitarlo mis hermanos”, manifestó Flores.

Alexis Merchán también limpiaba las letras de la lápida de su madre, Reina Torres, fallecida hace tres años, cerca de la puerta 3. Colocó varios claveles y realizó una oración. “Vengo cada dos semanas a verla y el vacío que dejó es cada vez más grande para nosotros”, expresó el ciudadano.

En los exteriores del Cementerio Patrimonial fue cerrado un carril que conecta la calle Julián Coronel con la ciudadela La Atarazana. Dos agentes de la Agencia de Tránsito y Movilidad (ATM) dirigían el tránsito, mientras los ciudadanos compraban flores, agua e incluso comida preparada.

Familias anticiparon visitas a cementerios el fin de semana; más público se espera entre lunes y martes, con horarios ampliados

En el kilómetro 13,5 de la avenida León Febres-Cordero, en la parroquia La Aurora (Daule), está ubicado el camposanto Parque de la Paz. Metros antes del ingreso a este sitio se apostaron varios comerciantes de flores. Los usuarios podían conseguir este producto desde 2 dólares. Algunos arreglos florales llegaban a los 50 dólares.

Publicidad

“Siempre a tu lado, querida madre”, “Mi ángel del cielo, nunca te olvidaré querida tía” eran algunos de los mensajes que escribieron personas en el Mural Memorial, ubicado en el interior de dicho cementerio, como homenaje a sus familiares.

De rodillas sobre el césped, Marcos Hernández pasaba la mano sobre la lápida de su madre, Fátima Guevara. Luego de colocar un arreglo floral, besó el espacio donde reposan los restos de ella.

“Ella murió de coronavirus hace casi un año, en diciembre. La extraño bastante, pero hay que seguir adelante. Su ausencia me duele mucho”, expresó Hernández.

A pocos metros, la familia Lara Quiñónez colocaba varias rosas formando un corazón sobre la tumba de Mamá Rosa, quien falleció en junio pasado debido a complicaciones en su salud.

La familia Lara Quiñónez vistió la tumba de Mamá Rosa, ubicada en Parque de La Paz. Foto: José Beltrán. Foto: El Universo

“Venimos todos los domingos a verla. Aquí también está una prima de nosotras que falleció hace algunos años ya”, manifestó Glenda Lara, hija de Rosa. Aún consternados, ellos recordaban historias y vivencias junto a su familiar.

A las 12:30 se desarrollaba una misa en honor a los finados. Al menos unas 400 personas presenciaron el evento religioso. Minutos antes, violinistas interpretaron temas junto a varias tumbas.

En el Panteón Metropolitano, situado en la vía Perimetral, se registró la presencia de cientos de ciudadanos visitando tumbas. También en el camposanto Jardines de Esperanza, en la ciudadela San Felipe, norte de Guayaquil.

Horarios de atención en cementerios

El Cementerio Patrimonial de Guayaquil atenderá este miércoles 3 en horario de 07:30 a 18:30. Las puertas de acceso habilitadas son: 1, 3, 6, 7, 8, 10, 11, 13 y 14. El camposanto Parque de la Paz, en La Aurora, abrirá sus puertas de 09:00 a 17:00. Mientras que Jardines de Esperanza atenderá de 07:00 a 17:30.

El cementerio municipal Ángel María Canals, ubicado en las calles 38 y la G, en el suburbio, funcionará en horario de 09:00 a 18:00. El Panteón Metropolitano abrirá sus puertas desde las 07:00 hasta las 19:00. (I)