Una especial atención a las vías que conectan con los diferentes barrios en Posorja es uno de los pedidos de Gladys, quien vive por más de 15 años en el barrio Quito de esa parroquia de Guayaquil.

En su sector y en los barrios de la cuenca baja de la parroquia señala que hay caminos con asfalto en mal estado, asimismo adoquines envejecidos y en algunas zonas en las que solo existe lastre. “Las personas han optado por irse del barrio porque además del mal estado en algunas partes también hay mucha inseguridad. Hay contrastes porque otras vías de Posorja están muy bien”.

Otro de los pedidos es la colocación de cámaras de ojos de águila en diferentes puntos de la parroquia.

Publicidad

Participación y veeduría ciudadana, así como dotación de servicios básicos, entre ‘temas pendientes en Guayaquil’ que marcan pedido de consulta popular que se gestó en barrios

Ella y otros moradores del barrio han entregado solicitudes desde mediados del 2021 para que se visite y se palpe la situación. Sin embargo, aún no reciben una respuesta.

En los últimos dos años, una de las parroquias rurales que más peticiones de obras registra es Posorja con 36 solicitudes entre 2020 y 2021. Los pedidos puntuales de esta localidad se han concentrado en los arreglos de la carpeta asfáltica de la calle de ingreso a Playa Varadero. Asimismo, alcantarillado sanitario, recapeo y reconformación para barrios como San José, Brisa del Mar, Nuevo Amanecer, entre otros.

A esta zona le siguen Tenguel y Juan Gómez Rendón (Progreso), según datos del Municipio de Guayaquil.

Parroquia20202021
Posorja1026
Puná63
Tenguel112
El Morro41
Juan Gómez Rendón (Progreso)37
No especificado (todos los distritos de Guayaquil)7471.900

Sin embargo, a pesar de que el Municipio tiene mapeado el número de solicitudes ingresadas en los últimos años, hay un gran número de pedidos de zonas que no están especificadas. En ese sentido, entre 2020 y 2021 se registran al menos 2.647 pedidos de este tipo.

Publicidad

Yolanda Mendoza, vocal del GAD Parroquial de Progreso, citó que en su parroquia una de las solicitudes entregadas a la autoridad municipal es para la reconformación de vías. Una de ellas es la intervención del carretero Sabana Grande-Progreso. En los barrios La Dolorosa, Ecuador 2, San Isidro y Divino Niño el pedido es de infraestructura vial (construcción de calles, con aceras, bordillos, incluye sistemas de aguas lluvias), ya que estos llegan a inundarse en temporada lluviosa.

La falta de asfaltado en el barrio Las Palmeras, en El Morro, dificulta la llegada de los recolectores de basura, aseguran moradores. Foto: Cortesía Nubia Burgos

En el barrio San Francisco, en cambio, se ha solicitado la extensión de la línea de agua para los moradores. “Creemos que en las parroquias rurales la obra llega, pero a medias y demora más que en las parroquias urbanas de Guayaquil”.

Mendoza señala que otro problema es el proceso para tramitar la entrega de una solicitud desde la parroquia hacia las autoridades y el tiempo de respuesta. Esto a pesar de que el Cabildo ha especificado que hay canales presenciales y virtuales para entregar los pedidos.

El Municipio enfatiza que la celeridad en la atención de solicitudes depende de la severidad de los daños en las vías y de los inconvenientes que pudieren causar a los moradores de cada sector. De hecho, consideran las necesidades basadas posteriormente en informes técnicos para brindar soluciones a los sectores que así lo requieran.

Publicidad

Moradores del barrio San Fernando, en Puerto Hondo, apostaron por mejorar las fachadas e ingresos de sus domicilios por iniciativa propia. Foto: Cortesía Patricia Pacheco - Puerto Hondo

En ese sentido, Mendoza señala que ya se han presentado situaciones de riesgo. Por ejemplo, en el recinto San Cristóbal se registró un deslave hace pocas semanas.

Para Nubia Burgos, moradora del barrio Las Palmeras -que está detrás del cementerio en El Morro-, uno de los factores que retrasa la atención de obra en las parroquias rurales es el poco recorrido que realizan los concejales como las autoridades municipales en las zonas más alejadas. Por ejemplo, ella detalla que en El Morro ha habido intervenciones que son aplaudidas, pero solo llegan hasta las vías principales.

En ese sector, anota, es necesaria la realización de un censo para de esta manera considerar el crecimiento que ha tenido la parroquia y determinar las necesidades. En su barrio, específicamente, requieren de alcantarillado y pavimentación.

Sistema de iluminación en parques de cuatro recintos de la isla Puná recibe mantenimiento

En Puerto Hondo, que forma parte de Chongón, la remodelación de la infraestructura del paradero tradicional en donde se vende maduro con queso es un tema pendiente. Patricia Pacheco, dirigente del sector, dijo que el sitio presenta inconvenientes con la dotación de agua y de luz, principalmente. “Es un punto turístico y la cara de Puerto Hondo”.

Publicidad

Otro pedido pendiente, sostiene Pacheco, es la ampliación del malecón y la colocación de juegos en los parques. De esta manera, cree que se puede reactivar el turismo en la zona. Un punto a considerar es que en barrios como San Fernando se han organizado para mejorar sus cuadras por iniciativa propia. De hecho, este sitio fue uno de los ganadores del concurso Mejoremos Nuestra Cuadra. “También hemos apostado por arreglar y cuidar nuestras zonas para vivir de mejor manera”. (I)