La fundación Terminal Terrestre de Guayaquil suscribió un acuerdo con el Banco de Alimentos Diakonía, que busca aportar en la lucha contra la desnutrición en la población más vulnerable de Guayaquil y cantones aledaños.

El monseñor Luis Cabrera, arzobispo de Guayaquil, y Jorge Pinto, gerente general de la fundación, participaron en la firma del convenio de cooperación, este último martes 17.

El proyecto se enmarcará en la recolección de alimentos excedentes de la producción del día que se encuentre apta para el consumo humano y su distribución quedará a cargo del Banco Diakonía con las entidades sociales.

Este trabajo busca el bienestar social y comunitario de las personas con el aporte de 25 locales y 100 islas gastronómicos que se encuentran en el centro comercial de la terminal matriz de Guayaquil, asentada en la avenida Benjamín Rosales, se indicó en un comunicado.

En Ecuador se desperdician 939.000 toneladas métricas de alimentos al año, de acuerdo con datos del 2019 de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, conocida como FAO. (I)