Llegaron con sus dos hijos, de 8 y 4 años, a disfrutar del baño en la laguna artificial de Sauces 6, más conocida como la piscina de Sauces. Al comienzo tenían un poco de miedo y recelo por posibles contagios del COVID-19. Pero una vez en el lugar vieron que eran pocos los bañistas que estaban al mediodía y optaron por ingresar, manteniendo la distancia con otro grupo de visitantes.

“Hemos pasado bonito, los niños se han podido bañar y jugar después de estar tanto tiempo encerrados (por la pandemia). Me ha gustado también que hay dos chicas pendientes de la gente (de los bañistas) que están al filo de la piscina viendo todo”, decía Luis Segovia, el viernes último.

Él planea volver el miércoles 3 (último día del feriado de noviembre) con más familiares.

En Guayaquil hay trece sitios de diversión acuática gratuita, entre parques y piscinas, además de tres balnearios salinos como La Playita, que está en el Guasmo, y Puerto Hondo, en el oeste. También está Playa Varadero, en Posorja, parroquia rural.

Publicidad

El balneario de Puerto Hondo, en el km 18 de la vía a la costa, es otro sitio para visitar en este feriado. La entrada es gratuita. Aquí también hay un parque o juego acuático (tipo piscina) para los niños. Foto: Ronald Cedeño  Foto: El Universo

Las piscinas, parques o juegos acuáticos municipales cuentan con cerramientos, guardias, pérgolas, áreas de descanso, duchas y vestidores, baños, entre otros. Y en los exteriores o alrededores de estos lugares, el público podrá encontrar venta de snacks o comidas, tiendas, farmacias y otros negocios.

En este feriado, del sábado 30 de octubre al miércoles 3 de noviembre, las piscinas y juegos acuáticos estarán abiertas para el público desde las 10:00 hasta las 15:00. Si hay alta demanda, el ingreso será escalonado y por horas.

Así, hay tres lagunas artificiales o piscinas grandes, como les llama la ciudadanía, que están ubicadas en la Coviem, en el parque de la avenida Pío Jaramillo y Sixto Durán Borrero, en el sur; en la Perimetral, entre las cooperativas Guerreros del Fortín y Colinas de la Florida, en el noroeste; y Sauces 6, en la avenida Antonio Parra Velasco y calle José Luis Tamayo, en el norte.

Son los balnearios artificiales más grandes de Guayaquil, que antes de la pandemia tenían capacidad para 3.500 personas, en el caso de la laguna de Coviem, y para 1.500 bañistas en las lagunas de la Perimetral y Sauces.

Ahora, la capacidad o aforo que se permite en estos espacios es de 300 personas en Coviem y 100 en las lagunas de Sauces y Perimetral, según funcionarios municipales.

Los otros espacios de diversión acuática, con cerramiento y características similares a las de las lagunas, denominados por el Municipio como juegos acuáticos, están en el parque Puerto Lisa, en las calles Venezuela y la Octava, suroeste; en el parque Trinitaria, en la cooperativa Los Ángeles, sur; en el parque Viernes Santo, ubicado entre La Fragata y Los Esteros (también colinda con la coop. Santiago Roldós), en el sur.

Publicidad

También el parque acuático Ribera del Salado, en el parque lineal del Salado, en las avenidas Barcelona y Velasco Ibarra, y el parque acuático de Puerto Hondo, en la comunidad del mismo nombre, en el km 18 de la vía a la costa, que tiene a su vez el balneario salino natural de Puerto Hondo, en el oeste de Guayaquil.

En el noroeste están los parques acuáticos Fortín, en El Fortín, atrás del mall del mismo nombre; Metropolitano, a un costado del relleno sanitario Las Iguanas y por la entrada a Flor de Bastión; y Juan Montalvo, en la cooperativa Juan Montalvo. Este último tiene toboganes. También el parque acuático Pascuales, que está en la cooperativa Paquisha, en la calle Limoncocha y vía Perimetral.

En Posorja, parroquia rural de Guayaquil, hay la llamada Fuente Interactiva que tiene un tobogán de cuatro carriles, tres juegos de agua, entre otros.

En todos estos juegos acuáticos municipales la capacidad o aforo permitido, por la pandemia, será de 40 personas a la vez.

“Si se llegara a contar con alta demanda para el ingreso a los diferentes centros de diversión acuática (juegos y piscinas municipales) se procederá a permitir la estadía por 2,5 horas. Es decir, los que ingresan a las 10:00 saldrían a las 12:30. A esta hora habría nuevo ingreso y saldrían a las 15:00″, indica Xavier Álvarez, gerente general de la Fundación Guayaquil Siglo XXI, a cargo de la administración de estos espacios de diversión acuática.

Hay normas y protocolos que cumplir como el uso obligatorio de mascarillas cuando se está fuera de las piscinas o juegos acuáticos, como en las áreas verdes, camineras o zonas de tránsito comunes.

Lo que no se puede hacer dentro de las lagunas y juegos acuáticos

También hay prohibiciones para los visitantes, que Álvarez las resume así:

• Los adultos no pueden utilizar los juegos acuáticos (son solo para los niños), solo las lagunas artificiales, más conocidas como piscinas.

• Está prohibido el consumo de bebidas alcohólicas.

• No se permite el ingreso de animales.

• No se permite el ingreso de personas en estado etílico.

• Tampoco se permite la venta de alimentos.

• Está prohibido realizar necesidades biológicas en las piscinas.

• No se puede botar basura en lugares no permitidos. Hay tachos disponibles para aquello.

• No utilizar productos de aseo personal en las piscinas.

• No pisar el césped y luego ingresar a las piscinas.

• No entrar a las piscinas sin antes haberse duchado.

• No se deja ingresar a las piscinas con ropas distintas al traje de baño. (I)