Una casa pequeña o un apartamento no son impedimento para criar a una mascota. Existen ciertas razas de perro, que por sus características se adaptan mejor en estos espacios no tan amplios.

Es común que se crea que lo más importante al momento de escoger el can es su tamaño, pero el secreto está realmente en el carácter del animal, pues lo principal para que desarrolle buenos hábitos en un estilo de vida bajo techo.

La energía también es otro factor elemental, dado que si el perro tiene necesidades de movimiento muy marcadas, lo más probable es que desarrolle un cuadro de estrés si no le son satisfechas.

¿Cuáles son las razas más recomendadas para estas condiciones?

Para hacer una mejor elección, el portal veterinario Vetstreet sugiere una lista de diez razas de perro que pueden vivir cómodamente en casas o departamentos pequeños.

Publicidad

Chihuahuas

Es una de los perros más pequeños, denominados como razas Toy. Es muy inteligente, cualidad que le permite aprender costumbres rápidamente, de un carácter alegre y muy enérgico, por lo que debe recibir la socialización en edades tempranas.

Un Chihuahua que viva en un apartamento debe tener caminatas diarias para proporcionar el ejercicio y la estimulación mental que necesita.

Shih Tzu

Es un perro feliz y muy amigable por lo que fácilmente puede hacer amigos. Por ser muy alerta y atento llegan a ser buenos perros guardianes. Les encanta estar rodeados por personas y pueden vivir bien con otros animales domésticos en el hogar.

Su pelaje es suave, pero abundante, por lo que además del baño, requiere de cepillados y cortes.

Pug

Son juguetones, traviesos y cariñosos, además de adaptarse a cualquier ambiente y estilo de vida. Son tan felices relajados en la casa como caminando. Necesitan jugar para cumplir sus requerimientos de ejercicio. Un detalle que a muchos podrían catalogar como un defecto son sus ronquidos durante la siesta.

A pesar de su tierno aspecto son excelentes perros guardianes

Publicidad

Yorkies

Son perros pequeños llenos de energía y valor; se comportan como perros grandes encerrados en pequeños cuerpos. Son muy cariñosos con los miembros de la familia. Están bien adaptados a la vida del apartamento, ya que son muy sensibles a los climas fríos. Aunque crecen bien en interiores, necesitan ejercicio diario para eliminar sus energías reprimidas.

Bichon Frise

Se trata de una raza Toy que posee un pelaje suave. Anhela la compañía de los miembros de la familia. Posee un temperamento alegre y una inteligencia excepcional que permite entrenarlo fácilmente. Son muy sociables y puede relacionarse muy bien en compañía de otros animales domésticos.

Beagle

Los Beagles son perros de porte más pequeño y son una gran opción si no se cuenta con mucho espacio, aunque necesitan salir al parque de manera frecuente para gastar su energía.

Es una raza apta para vivir en familia. Poseen un temperamento alegre y dócil, aman jugar con los niños y poseen gran olfato. Es un buen perro para la familia, y en general socializa bien con otros perros.

Golden Retriever

De temperamento tranquilo y personalidad dócil, el Golden Retriever es sumamente sociable, inteligente y bondadoso.

Estos perros disfrutan de socializar con las personas y con otros animales, por ello se presentan como grandes compañeros para los niños y las familias numerosas. Amantes del agua como los Labradores, el Golden toma su vida como juego y diversión, exigiendo atención para realizar actividad física.

Pomeranian

Es un perro muy activo, inteligente, valeroso y leal. Los Pomeranian se adaptan fácilmente a la vida urbana y son excelentes para el campo, donde se despierta el profundo instinto cazador de sus antepasados silvestres.

Maltés

Los malteses son pequeñines peludos y afectuosos, muy dóciles e inteligentes, hogareños y no demandan demasiados paseos largos, así que también es una raza ideal para las familias que viven en departamentos o casas pequeñas.

Schnauzer

Se trata de una raza con bastante variedad entre sus ejemplares tanto por tamaño como por pelaje. En general, son aptos para la vida en familia.

Tiene cualidades innatas para la vigilancia, prestan atención constante a todo lo que les rodea, lo que unido a su complicidad con las personas, le convierten en un buen amigo para los niños.(I)