Mi padre, adulto mayor, tiene herpes zóster en la espalda, en el área de los riñones, y el dolor es intenso en ese lugar. ¿Puede usted ayudarme indicando cuál es el tratamiento que él tendría que seguir?

Anónimo,

Guayaquil

El herpes zóster es el resultado de la reactivación del virus de la varicela zóster, siendo más frecuente en pacientes de edad avanzada y con inmunidad disminuida. La principal complicación del herpes zóster es la neuralgia posherpética, que es la aparición de dolor en el dermatoma (sitio de presentación generalmente unilateral y que puede afectar una o dos ramas del nervio).

Este dolor puede ser quemante, lancinante y además se asocia con hipoestesia/anestesia, parestesias, disestesia y prurito; aparece después de la resolución de las lesiones cutáneas y, en ocasiones, por la no instalación de antivirales específicos, dosis inadecuadas o no iniciar el tratamiento a tiempo, existiendo controversias al respecto.

Por lo expuesto, es un adulto mayor que presenta dolor intenso en área lumbo-sacra, por lo que sospecho que el cuadro no es agudo y se trataría de una neuralgia posherpética.

Existe una limitada evidencia sobre distintos tratamientos para prevenir y acortar la neuralgia posherpética.

  • Se utilizan con frecuencia antidepresivos tricíclicos (amitriptilina), anticonvulsivantes (carbamazepina, pregabalina, gabapentina), nucleotidina y capsaicina tópica, con resultados discordantes.
  • Si el dolor es intenso e intolerable, se puede intentar con terapia para el dolor, como la inyección en la columna vertebral de corticoides; sin embargo, la evidencia de su eficacia es inconsistente y existe riesgo de efectos secundarios graves.
  • Existen otras opciones de tratamientos quirúrgicos que requieren más estudios para demostrar su eficacia, como es el bloqueo de nervios, la toxina botulínica tipo A , la estimulación eléctrica del tálamo, cordonotomia antero lateral y electrocoagulación de las raíces dorsales.

Todos estos tratamientos requieren intervención especializada por los riesgos y malas prácticas que puedan ocurrir.

Dr. Manuel Briones I., médico dermatólogo.