El láser puede ser visto como una varita mágica que puede desaparecer vello, tatuajes o cicatrices. Pero si quiere ver buenos resultados y evitar efectos no deseados, es mejor que consulte con un médico experto en láseres. Es importante saber lo básico antes de aceptar un tratamiento de este tipo para una cicatriz.

El tratamiento láser no puede borrar cicatrices del todo. Si alguien le promete esto, no le está dando suficiente información. Gracias a los últimos avances de la medicina, los dermatólogos recurren más a este tratamiento para las cicatrices, no para borrarlas, sino para lo siguiente:

  • Prevenir que una cicatriz crezca y gane relieve después de una cirugía.
  • Reducir el dolor y comezón de la cicatriz.
  • Mejorar la capacidad de movimiento, que generalmente se reduce con cicatrices grandes.
  • Hacer menos notoria una cicatriz, pero no desaparecerla. Según la Academia Americana de Dermatología, cuando usted elige un tratamiento láser, básicamente está reemplazando la primera cicatriz con una menos notable.

Los resultados dependen grandemente de la habilidad de la persona que maneja el láser. Los dermatólogos suelen estar al día en la investigación y técnicas apropiadas. Sin eso, el procedimiento puede ser inútil e incluso peligroso.

Antes de iniciar el tratamiento, será indispensable una consulta médica. Si alguien le da una cita para intervenirlo sin una valoración médica, no acepte. Quien lo va a tratar debe saber sobre usted, sus condiciones médicas, su tipo de piel, las características de la cicatriz y su estado de salud general.

Publicidad

Cosas que debe decirle a su dermatólogo:

  • Si ha tenido herpes simple (labial).
  • Si tiene una condición crónica, como la diabetes.
  • Si fuma.
  • Qué medicamentos o suplementos toma.
  • Qué resultados espera del tratamiento.

Usted deberá cuidarse del sol antes y después del tratamiento láser. Si llega a la consulta bronceado o quemado, no lo podrán intervenir. Y si al salir decide irse a la playa, podría desarrollar otra cicatriz en la piel recién tratada. Permanezca bajo cubierta y use protector solar.

Muy probablemente le recomienden que cambie su estilo de vida: alimentación sana, dejar de fumar al menos dos semanas antes del procedimiento, dejar de tomar ciertos suplementos y medicamentos que pueden retrasar la curación, y también suspender por varias semanas los productos para la piel que contienen retinoides o ácido glicólico.

También pueden darle medicamentos para prevenir brotes de herpes.

Así que como ve, no se trata solo de recibir el láser, sino que el tratamiento abarcará otras áreas, y también varias sesiones para obtener resultados duraderos y satisfactorios.

Sea paciente, tomará tiempo, inclusos meses, para que la cicatriz sane. Tal vez al principio vea pocas mejoras. (I)