La calabaza, una fruta versátil y popular en diversos países, destaca por su capacidad de ser protagonista en recetas dulces y saladas. Sin embargo, sus beneficios van más allá de su sabor.

Esta fruta es reconocida por su alta concentración de antioxidantes, convirtiéndola en un aliado para combatir los radicales libres y retrasar el envejecimiento celular. Además, es una excelente fuente de hierro, previniendo así la anemia.

Para obtener todos estos beneficios, la mejor opción es preparar una nutritiva sopa de calabaza, que también proporciona una buena cantidad de fibra y potasio para mantener un organismo saludable.

Publicidad

El licuado de naranja, mandarina y leche que debes tomar antes de estudiar porque refuerza tu memoria y concentración

¿Cómo preparar la sopa de calabaza?

Aprende a preparar una sopa de calabaza nutritiva y eficaz en la prevención del envejecimiento. Foto: Freepik

Según Cronista, este es el paso a paso para preparar la sopa de calabaza ideal:

  1. Pica una cebolla mediana y 500 gramos de calabaza en trozos pequeños.
  2. Saltea tanto la cebolla como la calabaza en una olla con una cucharada de aceite de oliva durante aproximadamente 10 minutos.
  3. Condimenta con sal y pimienta al gusto.
  4. Añade 2 vasos de agua a la olla y deja hervir durante 20 minutos.
  5. Agrega los 100 gramos de queso cremoso y deja que se funda.
  6. Luego, pasa la mezcla por la licuadora hasta obtener una consistencia cremosa.
  7. Ahora sí, puedes agregar la taza de leche descremada y mezclar bien.
  8. Para finalizar, agrega un poco de perejil y sirve para comer caliente.

¿Qué otros beneficios se obtienen con la sopa de calabaza?

Aprovecha los beneficios de la sopa de calabaza. Foto: Freepik

Además de la fibra, el potasio y las propiedades antienvejecimiento, la sopa de calabaza aporta una larga lista de beneficios adicionales. De acuerdo con Cronista, esta fruta contribuye a una buena digestión y pérdida de peso.

La “Dieta de la Longevidad”: el menú de alimentos que promete cambios en una semana de hasta 10 años menos

Regula el azúcar en sangre, lo que evita el desarrollo de la diabetes; también posee propiedades antiinflamatorias y controla la presión arterial, por lo que ayuda a prevenir las enfermedades cardíacas.

Publicidad

(I)

Te recomendamos estas noticias