El magnífico balneario de Rímini, situado en la pintoresca costa adriática del noreste de Italia, es un popular destino de viajes que desde el jueves sumará una nueva atracción dedicada particularmente al cine y la cultura italianas.

El Museo Fellini rinde homenaje al aclamado director de cine y guionista, artífice de producciones como La Dolce Vita, Las noches de Cabiria y La Strada, quien tomó buena parte de su inspiración de sus primeros recuerdos de su ciudad natal, donde vivió por 19 años y murió en 1993.

Puente de Tiberio, en el turístico balneario de Rímini. Foto: Italia.it.

“Creemos que el Museo Fellini jugará un papel similar para Rímini como lo hace el Museo Guggenheim para Bilbao”, señala la alcaldesa Andrea Gnassi, gran impulsora de este proyecto que finalmente abrirá sus puertas en el centro histórico de esta urbe después de varios años de preparación. “Aprovecha la fuerza del arte como un lenguaje universal que puede alimentar la creatividad y la imaginación, ahora y en el futuro”, agrega la funcionaria, según una nota de la revista Forbes.

Balneario de Rímini antes de la pandemia. Foto: Italia.it.

La norteña ciudad de Rímini está situada en la franja sur de la región Emilia-Romaña, a solo 20 kilómetros de la República de San Marino. (I)