Transcurridos los primeros quince días del 2021 en el país se han registrado varios accidentes de tránsito. Solo en esta semana siete personas fallecieron como consecuencia de dos siniestros viales, en algunos casos, el descuido o la irresponsabilidad de los conductores han sido determinantes, según los informes de las autoridades.

Este jueves 14, un juez dictó prisión preventiva en contra de Álex C., conductor de una volqueta que habría causado el accidente de tránsito en el que fallecieron seis personas, la noche del martes en el sector de Piedra Colorada, en la carretera Latacunga-Quito.

En ese siniestro estuvieron involucradas dos furgonetas, una de ellas de turismo, en la que se trasladaban las seis víctimas mortales incluyendo al chofer.

En la audiencia de flagrancia, la Fiscalía presentó, entre otras pruebas, la muestra de alcoholemia practicada a Álex C. que arrojó como resultado 3,61 gl y el informe técnico del siniestro que determina que el conductor de la volqueta causó el accidente de tránsito.

Publicidad

La tarde del miércoles, un menor de 3 años murió tras ser atropellado dentro del estacionamiento de un centro médico, en Cuenca. El pequeño estaba lejos de sus abuelos y fue arrollado por la conductora de un vehículo, quien fue detenida para las investigaciones.

Según versiones preliminares, la conductora se habría distraído con su celular y no se percató de que el niño estaba en una vereda interior. Así contó Ángel Logro, abuelo de la criatura. No obstante, aquello se contrastará con las imágenes captadas en las cámaras de seguridad que hay en el lugar.

En la noche del miércoles, cuatro automotores protagonizaron un choque múltiple en el kilómetro 24 de la vía Quevedo- Santo Domingo de los Tsáchilas. Esta emergencia ocasionó que una persona falleciera.

Un taxi, una camioneta doble cabina y dos camiones de transporte de carga estuvieron involucrados en el siniestro vial, detalló el ECU911 de Santo Domingo. Producto de la colisión, el primer vehículo quedó con graves años en la carrocería y otras partes.

Las autoridades de tránsito hicieron un llamado a la prudencia a los conductores para evitar más accidentes y muertes en las carreteras del país.

“En forma general una de las primeras causas en la generación de un siniestro de tránsito es la distracción del conductor, esto asociado al exceso de velocidad, son factores determinantes en la severidad de los accidentes. Por lo general la tipología del accidente es pérdida de carril de circulación, siendo los más graves los choques frontales”, señaló este jueves 14 el coronel William Ayala, jefe de operaciones de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE).

Publicidad

Autoridades del Azuay

Autoridades de la provincia del Azuay consideran que detrás de un percance hay una mala maniobra e identifican que entre las principales causas: el descuido al volante y el exceso de velocidad.

El pasado domingo 3 de enero, otras cuatro personas murieron en la vía Cuenca – Girón, luego de que un vehículo se estrelló contra un bus intercantonal. Asimismo, en los últimos tres días el conductor de una ambulancia fue sentenciado a tres meses de cárcel por manejar y llevar a un paciente en un alto estado de ebriedad.

Pero también está lo ocurrido la tarde del miércoles cuando un niño de tres años murió atropellado al interior del estacionamiento de una clínica privada, en la capital azuaya. El abuelo del menor fallecido aseguró que la conductora se descuidó por mirar el teléfono celular, versión que será confirmada o negada en base a las investigaciones de la Fiscalía que por ahora son reservadas.

Leonardo Morales, gerente de control de la Empresa Municipal de Movilidad (EMOV), afirmó que a pesar de las restricciones las cifras de accidentes se elevaron, resaltando el irrespeto a las señales como la causa más común.

El director provincial de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE), Edison Moscoso, describió que en las diferentes carreteras del Azuay que conducen a provincias vecinas como Guayas, Loja o El Oro lo que más se repite son los vuelcos, pérdidas de pista, choques y atropellos que tienen un punto de coincidencia, el exceso de velocidad más el descuido al volante.

También identificó que en los cantones Gualaceo y Santa Isabel tienen problemas constantes porque hay choferes que manejan en estado etílico.

En este escenario, las autoridades coincidieron en que los controles se mantendrán a pesar de la protesta ciudadana, pues ellos no “persiguen” sino que “hacen cumplir la ley”. (I)