La Comisión de Régimen Económico de la Asamblea, presidida por la asambleísta de Pachakutik Mireya Pazmiño, avocó conocimiento hace pocos minutos de los oficios enviados tanto por el presidente de la República, Guillermo Lasso, como por el Consejo de la Administración Legislativa sobre la ratificación del Ejecutivo con relación a la proforma presupuestaria 2022 y la programación cuatrianual 2022-2025.

En una sesión muy rápida, se dio lectura a los dos oficios y la presidenta Pazmiño indicó que se realizará un informe sobre el tema por parte del equipo técnico de la Comisión (el exministro de Economía Carlos de la Torre y Verónica Quintero). Este recibirá aportes de los asambleístas en estos días y será debatido y votado el viernes, en una nueva reunión de la Comisión.

Este informe será conocido en el pleno de la Asamblea, posiblemente, la próxima semana. La Comisión había observado y realizado algunas recomendaciones al Gobierno, relacionadas con revisar las asignaciones para Educación, Salud, incentivos jubilares, priorización de temas sociales frente a deuda, entre otros. Sin embargo, dichas observaciones no eran de fondo sino de forma, de acuerdo con la percepción del Gobierno. En todo caso, el Ministerio de Economía dio las explicaciones respectivas en un informe de 57 páginas, pero no acogió ninguna de las observaciones.

La proforma presupuestaria 2022 asciende a $ 33.899,73 millones (incluyendo la Cuenta de Financiamiento de Derivados, CFDD) y que representa un incremento de $ 2.438,57 millones (2,22 % del PIB) en relación con el codificado al 31 de agosto de 2021 del PGE.

Los ingresos totales de la proforma totalizan $ 24.114,62 millones y los gastos son de $ 27.898,12 millones, dando como resultado un déficit global de $ 3.783,50 millones, equivalente a 3,45 % del PIB. Esta cifra representa $ 29,70 millones más del déficit que se registra en el presupuesto codificado a agosto del 2021. De conformidad con las normas legales, la proforma no incluye ningún ingreso esperado por la Ley Orgánica para el Desarrollo Económico y Sostenibilidad Fiscal tras la Pandemia COVID-19, que ha sido presentada a la Asamblea Nacional.

La proforma presentada no había incluido los ingresos de al menos $ 800 millones por la reforma tributaria para el 2022 que acaba de entrar en vigencia por el ministerio de la ley. Estos recursos bajarán el déficit. (I)