Las exportaciones no petroleras no mineras ecuatorianas experimentaron un crecimiento interanual del 24 % durante el primer semestre del 2022. En valor exportado, este rubro alcanzó $ 9.162 millones y representó el 54 % del total de exportaciones, según cifras compartidas por la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor).

Con este crecimiento Ecuador se plantea continuar promocionando e incrementando sus exportaciones y uno de los caminos parece ser la conformación de consorcios. El primero de esta iniciativa coordinada por el Ministerio de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca, en conjunto con la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), que brindó asistencia y financiamiento, fue el Consorcio Guayusa Ecuador, formado por la empresas Paccha, Ami Runa, Univfood, Tryskelwork, Jumandipro y Cetca, que fue presentado oficialmente este miércoles en Guayaquil.

Seis empresas ecuatorianas forman el primer consorcio para impulsar las exportaciones de guayusa

Según explicó Ana María Gallardo, viceministra de Promoción de Exportaciones e Inversiones, desde el 2010 se registran oficialmente exportaciones de guayusa hacia Estados Unidos, y a partir de 2015 se ampliaron las exportaciones a Alemania, Reino Unido, Italia y Japón, mientras que para el 2020 se registran exportaciones a 25 países.

Publicidad

Las provincias de Napo y Pastaza son las que más producen, generando anualmente más de $ 3 millones en exportaciones y ubicando a Ecuador como el principal proveedor mundial de este producto.

La funcionaria destacó que solo a Estados Unidos, desde el 2010 a la fecha se ha exportado guayusa por $ 7 millones y se realizan los procesos para replicar este modelo a otros sectores productivos. Los consorcios más próximos en formarse, después del de la guayusa, serían los del cacao y el de los superfoods.

Gallardo explicó que la conformación de consorcios es vista como una estrategia de promoción comercial dentro de otra estrategia mayor, que es la creación de clúster.

“Tenemos distintos productos, estamos analizando la potencialidad de cada uno, la demanda internacional a través de nuestras oficinas comerciales en el exterior y dentro de la mira estamos trabajando con cacao, chocolate, frutas exóticas como la guanábana, los superfoods también. Estamos dando pequeños pasos que sean sostenibles en el tiempo que nos permitan fomentar esa asociatividad y que lleven a las empresas a tener mayor productividad y competitividad en los mercados internacionales”, expresó la viceministra, quien espera que el consorcio del cacao esté listo para el 2023.

Publicidad

Para esto reveló que actualmente se están definiendo alrededor de diez empresas para formar este nuevo consorcio. “Esperamos que próximamente se sigan sumando a la herramienta del consorcio y seguir sumando actores que se benefician de este tipo de promoción comercial”, sostuvo la funcionaria.

Ana María Gallardo, viceministra de Promoción de Exportaciones e Inversiones, durante la presentación del Consorcio Guayusa Ecuador, en Guayaquil . Foto : Francisco Verni Foto: El Universo

Por su parte, Dannylo Subía, director de Promoción de Exportaciones de ProEcuador, destacó varios ejemplos a nivel mundial, uno de ellos fue el consorcio español de Jamón Serrano, conformado por 29 empresas que representan el 65 % de las exportaciones totales de ese producto a 60 diferentes mercados.

Mientras, Hugo Torres, representante del Consorcio Guayusa Ecuador, recordó que ya hubo otros consorcios en Ecuador que lamentablemente ya no existen debido a debilidades que fueron detectadas en un proceso previo, información que sirvió de base, para la creación del consorcio de la guayusa.

La industria del gaming podría ver a la guayusa, planta que se produce en Ecuador, como un gran aliado, revela estudio científico

Entre las limitaciones de estos antecedentes se detectó que, por ejemplo, el motor del consorcio recayó en la institución pública, limitando el empoderamiento de los integrantes.

Publicidad

Otras fueron la falta de claridad en sus objetivos, la ausencia de planes consensuados, la falta de compromiso en cuento a la designación de un gerente que facilite la gestión del consorcio, falta de asignación de recursos, falta de formalización de estatutos, entre otros.

En cambio, con el Consorcio Guayusa Ecuador, Torres destacó que en pocos meses lograron concretar el esfuerzo para estimular la sinergia entre empresas con similares objetivos.

“Nuestro éxito o fracaso depende más de nosotros mismos”, manifestó el vocero del nuevo consorcio. (I)