NOTICIAS

Publicidad

El fenómeno climático y necesidad de energía desde Colombia siguen generando incertidumbre sobre apagones a futuro en Ecuador

El Ministerio de Energía ha anunciado que no habrá cortes de energía hasta el 28 de febrero, lo cual se cumpliría sin mayores inconvenientes, según experto.

A finales de diciembre la presencia de lluvias en Cuenca, marcó una aparente finalización de la sequía hidrológica. Sin embargo, esta no estaba dentro del patrón climático de todos los años. fotos Río Tomebamba. Foto: API

Publicidad

Actualizado el 

El Ministerio de Energía anunció que en Ecuador no habrá apagones al menos hasta el 28 de febrero próximo. Sin embargo, el fenómeno climático genera incertidumbre sobre qué podría pasar en las siguientes semanas a esa fecha.

Actualmente, la producción hidroeléctrica en el país sigue por debajo de los niveles normales. Al jueves 8 de febrero pasado la generación hidroeléctrica se ubicó en 79 %, según las cifras del Operador Nacional de Electricidad (Cenace), cuando lo normal -sin estiaje- es al menos un 90 %.

Aunque por lo pronto no parece haber problemas, hay ciertos anuncios desde Colombia que generan una alerta.

Publicidad

Fernando Salinas, experto en temas energéticos, recuerda que Ecuador tiene dependencia a la energía hidroeléctrica, sin embargo, como existen pocos embalses hay a su vez poca capacidad de almacenamiento de aguas. El embalse más importante es Mazar con 400 millones de metros cúbicos y cuando este se encuentra en una máxima capacidad hay al menos 15 o 20 días de electricidad. Por el momento, no habría problemas de apagones, al menos hasta la fecha que ha dicho el ministerio.

Explica que normalmente cuando la hidroelectricidad se encuentra en menor cantidad, Ecuador acostumbra a compensar con la importación de energía eléctrica desde Colombia. El año pasado hubo graves problemas con esta fuente de energía debido a que sus problemas también de estiaje empezaron a proveer energía sumamente cara para el país. Al final, con el nuevo gobierno se logró un mejor precio. Pero esto podría cambiar en las próximas semanas o meses. Esto a causa de que en Colombia no se supera aún el estiaje y sus embalses están bajando.

Efectivamente, de acuerdo con notas de diario El Espectador de Colombia, El Niño podría prolongarse hasta el segundo trimestre del 2024, de acuerdo con las proyecciones del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de ese país (Ideam). Este fenómeno climatológico viene ejerciendo una presión significativa sobre el servicio de energía, porque un 66 % de la energía que se produce en Colombia es a través de hidroeléctricas. Así, con corte al 28 de enero de 2024, las reservas hídricas están en el 57,8 %. En diciembre del 2023, el país contaba con niveles de embalses del 74,53 %.

Publicidad

De acuerdo con el ministro de Minas colombiano, Andrés Camacho, febrero significará el periodo de mayor estrés para el sistema eléctrico nacional. Esperan la llegada de lluvias hacia marzo, lo cual podría aplacar las altas temperaturas que se están sintiendo en todo el país, han dicho.

Salinas comenta que, en este contexto, la incertidumbre no se disipa especialmente porque debido al calentamiento global ya no existe un patrón climático que permita predecir los estiajes. Por un lado, esto favoreció al Ecuador en estos meses en los que normalmente hay un fuerte estiaje, pero esto no fue así.

Publicidad

“Si se hubiese mantenido el patrón de menos lluvias estos meses, la estaríamos pasando mal; ha sido un año atípico, a pesar de estar en estiaje, sí ha llovido”, dice Salinas.

Sin embargo, ahora, en cualquier momento del año, se podría presentar una fuerte sequía y entonces estar en una situación compleja. (I)

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad