Este año empezará la construcción de la planta de Laboratorios Vaschlabs en el cantón Antonio Ante, en la provincia de Imbabura. Tendrá tres naves de producción para desinfectantes hospitalarios, textiles hospitalarios y medicamentos, líneas que esta compañía actualmente importa para comercializar en el país y que ahora piensa producirlas localmente tras firmar un contrato de inversión con el Ministerio de la Producción.

El contrato está planificado para doce años con inversiones paulatinas, una de las condiciones es que se haga en una zona que requiera fomento y desarrollo. De ahí que este año empezará a construirse la planta en Atuntaqui, “una de las zonas que además cumple con las especificaciones que nos piden para tema de suelos y del personal calificado que ya existe en la zona, porque la finalidad es dar trabajo a la localidad. También está enfocada a la parte productiva que es otro de los ejes muy importantes que necesita el país para dar ese salto a la tecnificación y la industrialización”, comenta Melanie Martínez, gerenta de Marketing de Vaschlabs.

En contratos de inversión están las expectativas para generar empleo

La inversión arranca con $ 1 millón para el primer año que contempla la compra del terreno y la construcción de la planta. Llegará a $ 2 millones durante los primeros cinco años y posterior a eso se invertirá lo que demande la operación de la planta durante los siguientes años.

Publicidad

Martínez explica que la planta tendrá tres naves de fabricación. “La primera que va a estar enfocada en desinfectantes hospitalarios. La segunda en textiles hospitalarios que también es algo que importamos muchísimo, los importamos fabricados y Atuntaqui es la zona de desarrollo textil, es irónico que tengamos que comprarlo afuera. La tercera nave va a estar enfocada en el tema de medicamentos, las cuatro marcas que hoy importamos, aspiramos a que puedan ser fabricadas en esa planta...“.

La fábrica estará operativa el próximo año. En la primera etapa de construcción se estiman 350 empleos y luego en una segunda etapa quedarán como personal operativo de la planta entre 120 y 150 personas entre todas las etapas: abastecimiento, cadena productiva y distribución. La idea es aprovechar el conocimiento que ya tienen, pero tecnificarlo un poco más y escalarlo a una producción mayor, agrega.

El ministro de Producción, Julio José Prado (i), y el gerente general de Laboratorios Vaschlabs, David Velasco, en la firma del contrato de inversión. Foto: Cortesía Vaschlabs

Vaschlabs es un laboratorio nacional que tiene cuatro años de operación a través de la representación de marcas nacionales e internacionales de algunos laboratorios y este 2022 hizo el lanzamiento de marcas propias que las importa desde Europa: solución oral de enzima lactasa que facilita la digestión de la lactosa desde el nacimiento, hierro liposomado, tratamiento vía oral para tratar síndrome de ojo seco y una alternativa natural para el alivio y la mitigación de los síntomas que se reflejan en la piel como consecuencia de desórdenes del sistema inmune tales como la dermatitis, eczema y psoriasis. Los cuatro productos tienen registro de complemento alimenticio.

Nuevas exportaciones: productos naturales se abren mercado en España y Honduras

El proyecto productivo contempla que esas marcas se fabriquen después en el país. Dar ese “salto de tecnología, de innovación”. Este es uno de los retos de la empresa. “No solo es beneficio al paciente porque evitamos una terapia que no actúa sobre el síntoma sino sobre la causa de la patología o la enfermedad. Sino que además vamos a ser mucho más accesibles a la población al tener costos menores con una producción nacional”. (I)