En Ibarra está suspendido el anuncio del alza del pasaje de $ 0,30 a $ 0,35 en los buses urbanos, que debía regir desde el próximo 1 de noviembre, tras la autorización del directorio de la Empresa Pública de Movilidad del Norte (Movildenor).

Edwin Erazo, procurador síndico del Municipio de Ibarra, indicó que presentaron ante la justicia ordinaria un pedido de medidas cautelares el pasado 27 de octubre luego de la comparecencia en el Concejo municipal de Luis Fernando Ruiz, gerente de Movildenor, quien informó sobre la resolución 009, que daba paso a la pretensión de operadoras de buses a subir el valor de la tarifa.

Los concejales en el referido encuentro habrían exhortado al funcionario para que suspenda la decisión y optaron por autorizar a la alcaldesa Andrea Scacco la presentación de la acción legal. “La misma carecía de sustento legal, violaba principios constitucionales y afectaba a los intereses socioeconómicos de la población”, adujo Erazo, este jueves 28.

El Tribunal de Garantías Penales de Imbabura, encargado de tramitar la petición, admitió la solicitud de medidas cautelares solicitada por la alcaldesa, suspendiendo así la resolución de Movildenor hasta que cuente con la aprobación de la asamblea general de la Mancomunidad de Movilidad del Norte, integrada por 15 alcaldes. En el fallo, además, se especifica que previamente deberá existir un análisis del estudio técnico aplicable a cada cantón.

Publicidad

Dirigente de transporte urbano de Quito negó rumor de aumento de pasajes en noviembre

Ruiz argumentó cuando dio a conocer sobre el recargo de $ 0,05 que Movildenor cuenta con un estudio técnico que establece el valor en $ 0,68, dejando entrever que la disposición evitó el cobro total. En ese entonces, argumentó que la decisión se trataba de una compensación con base en la Resolución 050 de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) y que debieron optar por una de tres opciones: subir a ese valor, reducir el número de buses del servicio de transporte urbano o lograr una compensación con el 15 % de aumento.

Erazo señaló que a las medidas cautelares que deberán cumplirse no se podrá interponer algún recurso de apelación, quedando así sin efecto el aumento de $ 0,05 en el valor de los pasajes.

Scacco sostuvo que las autoridades de Movildenor nunca informaron sobre la subida de estos valores. “Decisión tomada que fue inconsulta y desconocida por parte del Concejo municipal”, resaltó.

La alcaldesa reconoció que conocían sobre el pedido del alza desde que se inició su administración y para ello se mantuvieron varios acercamientos con los transportistas. Sin embargo, cuestionó que el directorio de Movildenor haya tomado una decisión sin darla a conocer al Concejo municipal de Ibarra.

Los ediles coincidieron que no hay un informe técnico y que las circunstancias económicas que vive la población de Ibarra no son las adecuadas en la actualidad para ese tipo de medidas. A su vez, Scacco reiteró la intención de salir definitivamente de la Mancomunidad de Tránsito del Norte.

En días pasados, los miembros de las operadoras realizaron un plantón frente a la Municipalidad exigiendo respetar la ampliación de los valores de los pasajes del servicio urbano e intracantonal en este cantón. (I)