“Salvemos al muelle de San Lorenzo” es el nombre de la campaña ciudadana para recuperar el puerto fluvial de esta zona fronteriza del norte de Esmeraldas.

Con esto se busca recaudar fondos para reconstruir el muelle en esta zona de la provincia de Esmeraldas.

Inés Morales, del pueblo afroesmeraldeño, contó que el muelle fue construido por una empresa francesa, en 1957, por un monto en ese entonces de 43 millones de sucres.

Dicho muelle fue parte de la línea férrea que unía la ruta Quito-Ibarra-San Lorenzo. Y también estaba contemplado el proyecto futurista San Lorenzo-Manaos, así como una zona franca con puerto libre que nunca se concretó, dijo también el alcalde Gleen Arroyo.

Publicidad

En su momento, la Marina Mercante asumió la administración del muelle.

En la actualidad el muelle se destruye por la falta de mantenimiento. Incluso se hundió por la mitad. Ahora hay riesgo de que se caiga toda la infraestructura.

Leonardo Cortez, lanchero que transporta pasajeros entre Tumaco (Colombia) y San Lorenzo (en Ecuador), dice que hay un gran riesgo de que se destruya toda la infraestructura, afectando la movilidad de estas poblaciones fronterizas.

Melania Corozo, una vendedora de San Lorenzo, cuenta que el deterioro del muelle incluso ha afectado el turismo local, ya que siempre llegaban visitantes a la zona. Ahora, en cambio, temen pasar porque el puente está dañado.

El alcalde Arroyo, quien también es presidente del comité proconstrucción, anunció la entrega de competencias del muelle de San Lorenzo por parte de la Capitanía de Puerto al cabildo local.

Tras esto se espera que se realicen estudios y diseños para volver a tener una infraestructura que sirve para que los habitantes se comuniquen, se movilicen y también para el turismo.

Él espera también la contribución de los habitantes de San Lorenzo para la rehabilitación de este muelle que es una especie de patrimonio cultural, además de las funciones de movilización, activación económica y turística que tiene. (I)