Cuenca-Ambato

En Cuenca, el proceso de vacunación contra el COVID-19 se desarrolla sin filas extensas y con el acompañamiento musical de la Orquesta Sinfónica. Sin embargo, lo que preocupa a las autoridades y a una veeduría ciudadana que se creó para seguir la inmunización es el nivel de ausentismo en los diferentes centros de inoculación.

En la capital azuaya hay dos perspectivas sobre el nivel de ausencia en los puntos de inmunización. Teresita Bermeo, coordinadora de la veeduría Por la Vida, contó que en uno de los recintos se destinaron 200 dosis, pero solo había 50 personas.

Desde su perspectiva el ausentismo impide que más población interesada se inmunice. Y agregó que los médicos o enfermeros que ahí pasan entre las 08:00 y 17:00 pueden ser más útiles en un subcentro de una parroquia rural, donde la atención es más precaria por la falta de insumos y personal.

Publicidad

Para conocer en tiempo real el porcentaje de vacunación el Ministerio de Salud Pública (MSP) implementó un portal web en donde se describe la evolución de la vacunación.

En el caso de la provincia de Azuay (hasta las 10:00 de este viernes 25) la aplicación de una primera dosis para personas de entre 16 y 19 años de edad alcanzó el 11,43 %; de 50 a 64 años, el 35,97 %; y de 65 años en adelante, el 85,03 %.

En cuanto a la aplicación de segundas dosis, en los mismos rangos descritos en el párrafo anterior, el porcentaje es del 6,80 %, 9,75 % y 64,43 %, respectivamente.

En el mismo portal se muestra un balance general en donde el 24,21 % de los azuayos ya recibió el primer pinchazo, y el 14,05 %.

El coordinador zonal 6 del MSP, Fausto Idrovo, reconoció que en Azuay, Cañar y Morona Santiago existe un importante nivel de ausentismo que se debe básicamente a la desinformación en torno a la efectividad de las vacunas y sus efectos.

Por eso pidió a la población para que acuda sin miedo, “porque si no se vacunan, el virus va a tener dónde seguir habitando y la pandemia se va a prolongar más tiempo”.

Publicidad

Idrovo señaló que por ahora no es necesario unificar centros como en otras provincias como Guayas o Pichincha, pero sí estimó que cuando lleguen nuevas dosis, más bien habrá que abrir nuevos espacios.

Zaida Álvarez, de 61 años, llegó a la Universidad Politécnica Salesiana para aplicarse una primera dosis y se mostró contenta por este beneficio porque le dará más calma.

Dijo no tener miedo a los rumores y que confía plenamente en que no tendrá reacciones para retomar sus actividades.

En Ambato

Luis Tayo llegó este viernes al polideportivo Iván Vallejo, en Ambato, con el fin de averiguar si ya se podía vacunar porque al faltarle meses para cumplir 58 años tenía duda de cuándo debía acercarse.

Allí le dijeron que las vacunas le correspondían a quienes tienen entre 58 y 60 años, que a él le tocaba la próxima semana.

Manifestó que pese a estar casi desolado el polideportivo, le advirtieron que debe acercarse cuando le toque por la edad.

AMBATO. El polideportivo Iván Vallejo estuvo desolado antes del mediodía de este viernes. Foto: Wilson Pinto

Héctor Naranjo se mostró un tanto molesto y preocupado porque dijo que tuvo que andar por varios centros de vacunación en busca de la segunda dosis de Pfizer. Sostuvo que la primera dosis le pusieron en la unidad educativa Santo Domingo de Guzmán, y que para la segunda le dijeron que se trasladara a la Unidad Educativa Ambato, en donde le dijeron que no había disponibilidad de esa marca.

Lamentablemente la información no es la correcta porque afortunadamente alguien me dijo que había esa vacuna en el polideportivo y vine consiguiendo que me pongan la segunda dosis”, añadió Naranjo, quien se sentía preocupado por el tiempo que transcurrió entre una y otra dosis. Recibió la primera el 28 de mayo.

Por su parte, María Guamán aseguró que desde cuando comenzó el proceso de vacunación estuvo desesperada porque le toque su turno, que al tener 60 años le correspondió esta semana. “Me pusieron la primera dosis de AstraZeneca, lo bueno es estar vacunada, no hay para escoger porque si así fuera no sé cuándo me tocaría”, añadió.

Mishelle Ortiz, quien este viernes estuvo al frente del personal de la salud en el polideportivo Iván Vallejo, explicó que en este centro la vacunación es de lunes a domingo desde las 08:00 hasta las 18:00, en donde se ponen de Pfizer solo segundas dosis, AstraZeneca y Sinovac.

Informó que cuando comienzan con la labor saben cuántas vacunas les envían.

Indicó que con relación a la vacuna de Pfizer, para las segundas dosis, dependen de cuántas vacunas les envían desde la zona 3 de Salud. Mencionó que se les explica a las personas que estas no llegan todos los días, que lo hacen dos o tres días por semana y es cuando se les puede aplicar, pero que deben estar pendientes y se lo hace dentro del rango del tiempo que les corresponde.

René Sanmartín, director de salud distrital en Ambato, comentó que los puntos de vacunación están en el centro de salud de Pilahuín, unidades educativas Juan Benigno Vela, Hispano América, Ambato, Bolívar, Tirso de Molina, coliseo de Martínez, plaza cívica de Picaihua, Centro Cultural de la Universidad Técnica de Ambato (UTA) y polideportivo Iván Vallejo, que en la mayoría atienden de lunes a viernes.

Explicó que los rezagados son atendidos solo con indicar que no pudieron acercarse cuando les correspondía la cita, pero advirtió que los grupos grandes como los maestros van a tener que esperar un poco para recibir la segunda dosis, que será en locales como el polideportivo y en la UTA, en donde se puede recibir a más de 1.000 personas por día. (I)