Ambato

Gritos desgarradores y llanto embargaron a la familia de las primas Jenny y Delida Aldaz, universitarias que el jueves fueron arrastradas por una avalancha. La mañana de este viernes sus cuerpos sin vida fueron encontrados.

Bolívar Quishpe, presidente de la comunidad La Palma, parroquia Salinas del cantón Guaranda, provincia de Bolívar, confirmó a este Diario el hallazgo de los cuerpos de las dos jóvenes.

Publicidad

“A la una se la encontró aproximadamente a 10 kilómetros desde donde fueron arrastradas por la avalancha y la otra estuvo cerca de 200 metros más abajo”, dijo.

Contó que fueron los comuneros que salieron desde muy temprano en las tareas de búsqueda quienes dieron la voz de alerta del hallazgo de las dos jóvenes, luego de aquello llegaron los miembros de la Policía Nacional.

“La una había estado muy golpeada, incluso en su rostro; la otra muchacha ha estado de reconocerla con facilidad”, dijo.

Publicidad

Comunidad de Bolívar busca a dos universitarias que fueron arrastradas por río

Los cuerpos fueron encontrados en el mismo riachuelo en donde habían estado las muchachas antes de ser arrastradas por la correntada, pero lamentablemente cuando hay lluvias fuertes como en estos días crece el caudal de manera considerable, explicó Quishpe.

“El rescate, en medio del material que arrastró la corriente, no fue complicado, porque estuvimos alrededor de 200 personas de las comunidades del subtrópico de la parroquia Salinas. Pero, así como nos organizamos para la búsqueda, estamos dispuestos a apoyar a la familia para que les den cristiana sepultura”, contó Quishpe.

Publicidad

Freddy Favicela, teniente político de Salinas, confirmó que los cuerpos fueron llevados a la comunidad y que esperaban que llegue personal de la Fiscalía de Bolívar al lugar para que ahí se haga el procedimiento porque no se iba a permitir que se lleven a hacerles las autopsias.

Puente y plantaciones de localidades de Echeandía quedan afectados por creciente de río

Ratificó que el hallazgo de los dos cuerpos fue por el apoyo que brindaron los comuneros, porque se unieron a pesar del mal tiempo para realizar las tareas de búsqueda.

Se conoció que las dos estudiaban Turismo, tenían entre 18 y 19 años, habrían estado por Lanza-Urko para llegar a una cascada con el fin de hacer fotografías para un deber.

La familia viendo que no regresaban y al notar la crecida del riachuelo decidieron dar aviso y comenzó desde este jueves la búsqueda. (I)

Publicidad