NOTICIAS

Publicidad

Más policías en Guayaquil, corredores seguros para filtrar hinchada y asesoría brasileña por final de Copa Libertadores

Un contingente de 9.500 policías trabajará en la seguridad de Guayaquil desde una semana antes del encuentro deportivo.

Se estima que Guayaquil recibirá a unos 50.000 visitantes por la final. De Río de Janeiro se espera que llegue un importante número de hinchas del Flamengo. Foto: @flamengo

Publicidad

La seguridad es uno de los mayores retos con los que trabajan las autoridades para recibir la final de la Copa Conmebol Libertadores, que se jugará el 29 de octubre de 2022 en el Estadio Monumental Banco Pichincha de Guayaquil. Dos equipos brasileños, Flamengo y Athletico Paranaense, son los finalistas del certamen más importante de clubes de fútbol en Sudamérica.

El embajador de Brasil en Ecuador, Pompeu Andreucci Neto, señaló que se ha mantenido en contacto con el comandante de Policía, Fausto Salinas, los presidentes de los equipos que disputarán la final y los secretarios de Seguridad Pública de Río de Janeiro y Paraná, ciudades a las que pertenecen los clubes que disputarán la final.

La seguridad y el manejo de las hinchadas que llegarán a Ecuador son un tema que le preocupaba mucho al embajador. Su propuesta fue enviar policías de Ecuador para que conozcan el comportamiento y estrategias para organizar a los seguidores de cada escuadra, pues a su juicio, en Brasil es diferente.

Publicidad

La mayoría de los brasileños viajarán de Río de Janeiro por la final de la Copa Libertadores, según embajador

“Esto pasa en Brasil, hay que contener a las hinchadas y para eso existen diferentes estrategias que la Policía conoce, por ejemplo, que se establezcan círculos de seguridad que sirvan como filtros que van pasando únicamente quienes tienen boleto y solo llega al último círculo quien tiene ticket de ingreso”, explicó Andreucci.

Ante esto, el coordinador de la Dirección General de Seguridad Ciudadana y Orden Público de la Policía Nacional, Dorian Balladares, informó que se trata de un servidor policial el que viajará a conocer todo el sistema de seguridad que existe en Brasil. Él es Remigio Albiño, jefe de Operaciones de la Zona 8 de la Policía. Él estará toda una semana en dicho país para conocer aspectos ligados a la organización del partido.

Guayaquil acogerá a dos equipos brasileños en la final de la Copa. Foto: @flamengo

La planificación interna se mantendrá de manera normal, con los recursos propios de la Zona 8 (8.000 policías). Sin embargo, se incorporarán 1.500 servidores adicionales, ellos estarán en Guayaquil desde el 24 de octubre, una semana antes del partido. Trabajarán en la seguridad de visitantes y de ecuatorianos, reforzando zonas en las que se pueden registrar novedades.

Publicidad

200 universitarios por día serán orientadores de turistas que lleguen a Guayaquil por la final de Copa Libertadores

Balladares también puntualizó que durante tres meses han planificado cada detalle de seguridad en la ciudad que albergará este partido de fútbol y demás involucrados, separando los operativos en un antes, durante y después del encuentro.

Indicó que el dispositivo de seguridad no solo involucra el estadio, sino que incluye el tema hotelero, canchas alternas de entrenamiento, turismo, balnearios, puertos, aeropuertos y terminales terrestres.

Publicidad

Además, dijo que se ha coordinado con la Policía de Perú y Colombia, pues se conoce que muchos asistentes ingresarán a Ecuador por vía terrestre. Unos en buses que salen de Brasil, otros viajarán a Colombia en avión y desde esa nación lo harán en transporte terrestre, por temas económicos.

“La Policía realizará corredores seguros, las caravanas estarán acompañadas de resguardo policial, para precautelar la seguridad de quienes viajan y de los ecuatorianos”, agregó Balladares.

Una vez que ingresen a Guayaquil, las unidades de acompañamiento regresarán a sus bases y aguardarán para resguardar estas caravanas a la salida de la ciudad.

Balladares adelantó que tendrían esta semana reunión con la Agencia Nacional de Tránsito, para que todos los vehículos que ingresen al país se sometan a un control y cuenten con una autorización para circular.

Publicidad

Sobre el sector hotelero, al saber que la mayoría de la oferta está copada en Guayaquil, informó que destinarán personal de seguridad a la provincia de Santa Elena, pues tienen conocimiento de que bastantes personas se hospedarán en hoteles de Salinas, Playas y Montañita.

Los operativos también incluirán seguridad de estrellas de fútbol, artistas y funcionarios invitados a la ciudad para presenciar el encuentro sudamericano. Los equipos realizarán sus entrenamientos previos en los estadios Chucho Benítez y Capwell.

El día del partido

Dorian Balladares explicó cómo se realizará el operativo de seguridad en las inmediaciones del estadio Monumental. El 29 de octubre se dispondrán tres anillos de seguridad. El primero estará alejado del estadio, pero será el primer filtro para confirmar a los asistentes que tengan su boleto.

En el anillo intermedio se hará un registro más minucioso a las personas y volverán a confirmar el boleto. El último anillo, ubicado en el interior del estadio, estará conformado únicamente con las personas que tendrán que ver con el partido, a este lugar no podrá llegar nadie que no cuente con boleto o credencial.

En total será un aproximado de 1.600 metros de vallas, por lo que necesitarán 1.305 policías que estarán ubicados en todo el perímetro de los anillos.

El puente o paso peatonal del estadio estará cerrado totalmente, en la vía habrá personal policial y militar, incluso vigilando el acceso fluvial.

Sector de suites del estadio Monumental de Guayaquil no estará habilitado para la final de Copa Libertadores entre Flamengo y Athletico Paranaense

El operativo se iniciará a las 06:00 con un barrido que se realizará con funcionarios de policía comunitaria. Además, se socializará con los habitantes de esta zona, algunos contarán con un salvoconducto para transitar.

A las 11:00 está prevista la apertura de puertas, cuatro horas antes del partido. El estadio prevé una capacidad de 57.267 aficionados, según informó la Policía.

Finalmente, Balladares resaltó que este trabajo que se inició hace tres meses involucró a varias entidades, como la Policía Nacional, ECU911, ministerios del Interior, Relaciones Exteriores, Transporte y Obras Públicas, Gestión de Riesgos, Ministerio de Salud Pública, Ministerio de Turismo, Dirección de Aviación Civil, Secretaría de Comunicación y el Municipio de Guayaquil. (I)

Redacción
Redacción

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad