La Empresa Pública Metropolitana Metro de Quito emitió el informe quincenal al Concejo, ahora bajo la gerencia de Rodrigo Torres. Sin embargo, no se expuso ante los ediles porque la sesión pactada para el pasado martes 15 de junio se clausuró por falta de quorum. El costo del proyecto es superior a 2.000 millones de dólares.

En el informe, el gerente sostiene que la empresa está sin la capacidad de recepción de las obras.

Para esto, el documento dice que es importante comprar un software especialista para la administración de la operación y mantenimiento de los subsistemas y componentes.

Además, contratar un equipo técnico de especialistas que reciban la obra. Según el Metro de Quito se contratará a este personal de los proyectos ferroviarios de Panamá, México y Brasil.

También sostienen que se iniciará la contratación de 28 personas para la operación del Centro de Control Operacional (CCO), 54 para la conducción de trenes y un grupo de arquitectos e ingenieros para desglosar los más de 14.000 planos existentes en la obra y registrarlos en el software que pretenden comprar.

Modelo de gestión

La nueva administración del Metro de Quito -al igual que la anterior- sostiene que es necesario iniciar la contratación de la asistencia técnica internacional para la operación y mantenimiento del proyecto por un tiempo mínimo de tres años y medio.

Además, el informe dice que la veeduría creada por el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social para analizar este modelo de gestión “ha quedado satisfecha en su mayoría con el esquema funcional de la asistencia técnica internacional”.

Por su parte, David Dávalos, vocero de la veeduría, dijo a EL UNIVERSO que la reunión que se llevó a cabo el viernes pasado solo fue de carácter informativo. En ningún momento hemos dicho que estamos de acuerdo y que podemos ratificar o rectificar el modelo”, añadió.

También aseguró que entregaron un documento en el que su presencia no avalaba ningún informe realizado por la anterior administración. Según Dávalos todavía están analizando este informe realizado por la gerencia del Metro de Quito. (I)