La variante ómicron del coronavirus pone nuevamente en alerta al mundo, y Ecuador no está alejado de la preocupación, mientras se acerca el mes más festivo debido a las celebraciones de Quito (capital de la República), la Navidad y el Año Nuevo.

Ante ello, el Colegio de Médicos de Pichincha sugirió mantener los niveles de vacunación contra el virus y hacer una campaña de promoción sobre la necesidad de seguir con las medidas de bioseguridad de manera estricta.

Además, evitar el relajamiento ciudadano con la flexibilización progresiva de medidas de control.

Al alcalde de Quito, Santiago Guarderas, y al presidente del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional, Juan Zapata, el presidente del gremio, Víctor Álvarez, les hizo el pedido de suspender todos los actos masivos dentro de las fiestas de la ciudad por un aumento de casos. También, disminuir el aforo al 50 % en los sitios de diversión y en el transporte público.

Publicidad

El presidente Guillermo Lasso anunciará las medidas a implementar por la variante ómicron del coronavirus

Daniel Simancas, director de investigación de la Universidad UTE, indicó que para evitar los contagios por la nueva variante ómicron se debe vacunar contra el COVID-19 y colocar el refuerzo, usar correctamente la mascarilla o doble mascarilla, lavarse las manos o usar alcohol o gel, tener una ventilación adecuada y frecuente, preferir actividades al aire libre, evitar los lugares cerrados, evitar las aglomeraciones, antes de asistir a reuniones hacerse una prueba de detección, no ir enfermo al trabajo, no enviar a los niños enfermos a las escuelas.

Canadá anunció este lunes la detección de dos casos confirmados de esa variante de coronavirus en su territorio, que serían los dos primeros de los que se sabe en América.

Detectada por primera vez en Sudáfrica, ómicron representa una preocupación a nivel mundial, aunque no se tienen datos más detallados.

COVID-19: La OMS pide a todos los Gobiernos acelerar la vacunación ante el alto riesgo que presenta ómicron

Para Juan Sánchez, director técnico médico del hospital del IESS Quito Sur, el mecanismo de transmisión de la variante es el mismo, es decir, por vía respiratoria, por lo que sostuvo que las medidas deben seguir siendo la utilización de mascarilla, lavado frecuente de manos, distanciamiento social, evitar asistir a eventos sin la protección necesaria y acceder de manera oportuna a la vacuna que esté disponible y no dilatar ni rechazarla.

Aunque en la región es poco lo que se conoce de la variante ómicron, que surgió en Sudáfrica y ya circula en Europa, entre los médicos ecuatorianos hay preocupación. Más aún cuando en esta época del año muchos migrantes radicados en dicho continente vienen al país para pasar Navidad y Año Nuevo junto con sus familiares y seres queridos.

En ese contexto, Wilson Tenorio, presidente del Colegio de Médicos del Guayas, consideró que debería retomarse la exigencia de una prueba de COVID-19 negativa a quienes arriben al país a través de los aeropuertos, para garantizar, entre otras cosas, que esa persona no venga con sintomatología relacionada con el virus.

Publicidad

“Puertos y aeropuertos debidamente abastecidos, debidamente controlados, que se haga vigilancia y control exhaustivo”, refirió.

El galeno mencionó que es necesario que desde el Gobierno se refuerce la secuenciación de variantes que realizan ciertas universidades y centros especializados para transparentar qué cepas están presentes en el país.

“Que haya un sinceramiento de cifras, de cuáles son las variantes que están realmente circulando en el país. Eso hace falta”, expresó.

Asimismo, Tenorio consideró prudente que se eviten las aglomeraciones en fiestas y actividades propias de la época.

El epidemiólogo Johnny Real coincidió con estas sugerencias. Él cree que es posible que la variante ómicron ya circule en América y ante aquello considera pertinente reforzar la vigilancia genómica.

“No se está haciendo de manera sostenida, por un lado, y no se tienen puestos centinela en los puntos de entrada para las tomas de muestra aleatorias de pacientes que pudieran haber llegado al país”, comentó el especialista.

Mencionó que la nueva variante puede ser detectada con la prueba PCR que se aplica en el país.

“La falsa percepción que se tiene sobre que todo está controlado aquí no es así. Esta variante es de riesgo y de mucha preocupación porque se adapta muy rápidamente al medio y a las personas. Por otro lado, tiene la capacidad de hacer el escape inmunológico, es decir, puede burlar las defensas de las personas”, señaló Real y añadió que en el gen de la ómicron se han detectado más de 30 mutaciones.

Confirman primer caso de variante ómicron en España

Francisco Plaza, expresidente del Colegio de Médicos del Guayas, indicó que el virus sigue mutando, generando linajes de alta preocupación y contagiosidad con variantes peligrosas como la delta y ómicron.

Él cree que es necesario adoptar medidas preventivas como retomar las clases presenciales a partir del 4 de abril, retomar el ritmo de vacunación, testeo y secuenciación para lograr la inmunidad grupal del 90 % hasta el 31 de diciembre, al igual que la dosis de refuerzo para los mayores de 50.

También aconsejó suspender los feriados de fin de año y carnaval, un control epidemiológico estricto de fronteras, terminales marítimos, más cuarentena de los vuelos internacionales y pasajeros provenientes de las áreas afectadas con la nueva variante ómicron.

Plaza sostuvo que es necesario prohibir reuniones y fiestas clandestinas, al igual que festivales públicos de cualquier naturaleza hasta enero 15 de 2022, sugiriendo a la ciudadanía que las reuniones familiares deben ser solo para 20 personas y en espacios abiertos.

Según Plaza, es necesario volver a los aforos limitados de no más del 50 % en centros de convenciones, transporte y locales comerciales, y no más del 70 % en espacios abiertos.

Para la Sociedad Ecuatoriana de Salud Pública, hay que reforzar la vigilancia genómica así como la vigilancia epidemiológica de base comunitaria, la realización de pruebas diagnósticas a mayor escala, los estudios de eficacia de la vacuna contra las variantes en términos de hospitalizaciones y muertes.

Fernando Sacoto, presidente de la Sociedad Ecuatoriana de Salud Pública, agregó que se debe avanzar en la vacunación y redoblar los esfuerzos de información, educación y comunicación para mantener las medidas preventivas tomando en cuenta la temporada de fiestas que se avecina, que implica mayor riesgo. (I)