Quevedo, LOS RÍOS

En menos de 24 horas fueron asesinadas seis personas en Quevedo, provincia de Los Ríos. Estos hechos se registraron entre la mañana de este sábado 2 y la madrugada del domingo 3.

Norma Moreira Reales, de 63 años, y su hijo David Arce Moreira, de 32 años, fueron asesinados a tiros la mañana de este sábado 2 en el sector El Desquite, parroquia Viva Alfaro, en Quevedo.

Según el parte policial, los dos ciudadanos se encontraban en su vivienda cuando sujetos ingresaron y dispararon contra quienes se encontraban en el interior del inmueble.

Publicidad

En el ataque, una niña de 8 años recibió un disparo en una de las piernas, y un ciudadano de 63 años también resultó herido y con pronóstico reservado. Ambos son familiares de los fallecidos.

La considerada zona rosa de la parroquia San Camilo, en Quevedo, se volvió un escenario de muerte la madrugada de este domingo 3, luego de que cuatro personas que se movilizaban en un auto fueron asesinadas por dos sujetos.

El hecho se dio cerca de las 01:20, cuando las cuatro personas se encontraban en un vehículo de placa RBB-1300. Los dos victimarios, según testigos, llegaron al lugar en motocicleta y caminaron hacia el vehículo donde comenzaron a disparar.

Agentes de la Policía Nacional llegaron al lugar del incidente tras la alerta del ECU911. Personal de Criminalística levantó en el sitio al menos 25 indicios balísticos.

Los fallecidos fueron identificados como Freddy Quiñónez Bone, de 32 años; Miguel Braulio Vásquez, de 34 años; Rosaly Rodríguez, de 24 años, y Ana Guerrero Jácome, de 35 años, quienes no registran antecedentes de índole penal.

Más de 24 tiros le dieron a hombre en Quevedo; una de las balas hirió también a un niño de 12 años

El arma utilizada para asesinar a las cuatro personas fue una pistola de calibre 9 milímetros, confirmó Gabriel Mendoza, jefe de la Dirección de Muertes Violentas (Dinased) del distrito Quevedo. Agregó que se realizan pesquisas para buscar mayor información que dé con los responsables de estos crímenes.

El vehículo donde se movilizaban las personas permanece en cadena de custodia de la Policía. (I)