El fuerte terremoto que sacudió la zona de Condorcanqui Amazonas, en Perú se sintió como un prolongado temblor la mañana de este domingo en zonas de Ecuador. Residentes de provincias del sur del país y que están próximas al epicentro reportaron la fuerza del movimiento.

En Loja, el sismo se percibió con fuerza y las familias salieron de sus casas ante el movimiento que se reportó cerca de las 06:00. En Loja se desprendió parte de la fachada de un templo por el movimiento. También hubo daños en una casa mixta en Saraguro.

La fachada de una casa fue afectada en Zamora Chinchipe. El Servicio Nacional de Gestión de Riesgos reportó que la mampostería de varias casas en esa provincia se dañaron por el sismo.

La provincia de El Oro también percibió con fuerza este sismo.

Publicidad

Sismo de magnitud 7.5 con epicentro en la Amazonía peruana se sintió en Ecuador

En redes sociales, en Machala, los internautas informaron que tuvieron que abandonar sus viviendas. “Se sintió con gran intensidad, mis hijos nos avisaron y salimos rápidamente”, contó Miguel Ruiz, un habitante del norte de la capital orense.

Reportes preliminares indican que el sismo fue en Santa María de Nieva, Condorcanqui Amazonas, en Perú. Fue de 7,5 y a una produndidad de 131 km.

Las zonas de Ambato y Cuenca reportaron que el sismo fue largo y sostenido. En Cuenca, el temblor fue sentido en varios barrios y parroquias de la ciudad como El Valle, San Sebastián o Balzay.

Según los primeros reportes de las autoridades y entidades de socorro no se han registrado daños materiales o personas afectadas. Los mensajes de redes sociales empezaron a generarse cinco minutos antes de las 06:00, pero la situación se fue calmando de a poco.

En Guayaquil se cerraron temporalmente los túneles de cerros San Eduardo, Santa Ana y El Carmen para verificar estado ante terremoto en Perú

En las provincias de la Costa hubo alarma. En Guayaquil, el temblor alertó a personas de urbanizaciones y residentes de edificaciones que salieron de sus inmuebles.

En Durán los vecinos, aún en pijama, corrieron a las calles, con el recuerdo del terremoto que afectó a Manabí y Esmeraldas en 2016. Muchos comentaron que no salieron de inmediato pues no fue alta la intensidad, sin embargo se preocuparon cuando el movimiento, similar al estar en una hamaca, permanecía más tiempo del que esperaban. Hasta ahora no se han reportado daños materiales en este cantón.

Varias ciudades manabitas también sintieron el sismo de varios segundos, pero hasta las 06:30 no se reportaban daños.

El Servicio Nacional de Gestión de Riesgos de Ecuador confirmó pasadas las 07:00 que no hubo heridos ni fallecidos a nivel nacional por este sismo .(I)