Tulcán

Motoristas de Tulcán se tomaron el ingreso sur de esa ciudad, a la altura de El Obelisco, desde la mañana de este lunes 18. Ahí, los choferes bloquearon la vía con tanqueros, tráileres y camiones que impiden el ingreso o salida de automotores, sitiando a la ciudad fronteriza.

Frente a ello, la Policía Nacional puso en marcha un plan de contingencia para facilitar el ingreso de vehículos por vías de segundo y tercer orden a la capital carchense, que después de las 14:00 resultaron también taponadas.

Pablo Cerón, dirigente de los transportistas independientes de carga, explicó que las organizaciones del taxismo, buses, camionetas y camiones de servicio público decidieron autoconvocarse para solicitar al Gobierno nacional la eliminación del incremento al valor de los combustibles.

Publicidad

La medida también busca apoyar al gremio campesino, agregó Cerón, quien descartó la injerencia de ningún sector político. “Aquí no hay dirigentes sino gente de base, que está inconforme con el incremento gradual del diésel y la gasolina”.

Para las 15:00 estaba prevista una reunión entre delegados de distintos gremios y representantes del régimen con el propósito de analizar la situación y buscar la posibilidad de abrir las vías, obstruidas por los pesados vehículos, material vegetal y los choferes.

Winston Erazo, dirigente del taxismo, informó que desde el jueves y viernes pasados vienen reuniéndose para exigir que detengan el incremento gradual de los carburantes. “Antes, cuando un galón de combustibles costaba $ 1,48, recorríamos 35 kilómetros (km) con $ 1; actualmente alcanzan a recorrer 17 km, algo que perjudica a los gremios de la transportación pública”, comentó.

Otros choferes también expresaron su inquietud, ya que deben pagar créditos pendientes, invertidos en la renovación de la flota vehicular.

También existió desesperación en los viajeros que están atrapados en la E-35 en Tulcán; ellos deberán esperar una solución para continuar hacia el interior del país, comentan los tripulantes. En cambio, quienes van hacia la frontera desde Ibarra o Quito deben llegar caminando entre 10 y 15 km, desde donde los dejaron las unidades de transporte interprovincial.

Cierre en vía que une con la provincia de Imbabura

La E-35, en el tramo Bolívar-El Juncal, que comunica a las provincias de Carchi e Imbabura, fue despejada después del mediodía, tras cinco horas de un bloqueo que interrumpió el tránsito vehicular entre las dos provincias.

Pablo Yacelga, jefe del Distrito de Policía Tulcán-Huaca, dijo que el desalojo se realizó de forma pacífica sin registrarse ningún tipo de enfrentamientos en la Y de Bolívar, con base en un diálogo con los dirigentes de la paralización. (I)