El Gobierno nacional adelantó la vacunación de refuerzo contra el COVID-19 para la población general mayor a 18 años, esta inicialmente estaba prevista para que se aplique desde el 1 de enero de 2022.

Esta medida se tomó ante la aparición de la variante ómicron, que tiene mutaciones que podrían afectar la propagación del virus, aunque esto aún no está determinado.

Vacuna AstraZeneca se aplica como refuerzo anti-COVID-19 a mayores de 18 años que tengan seis meses de su esquema completo; en casos excepcionales sí se coloca Pfizer

Washington Alemán, médico clínico e infectólogo, destacó la vacunación como una de las estrategias para hacer frente a la pandemia del COVID-19.

“Creo que en este momento no hay la menor duda de que la vacunación es una de las principales herramientas para tratar de luchar, en poder controlar la pandemia junto con el resto de medidas que ya se han venido implementando. El éxito de la vacunación tiene que ver con la rapidez, con el menor tiempo que tú puedas vacunar a la población y con el mayor porcentaje de población vacunado, esas son las claves en la vacunación”, enfatizó.

Publicidad

Washington Alemán, clínico-infectólogo y docente universitario. Foto: Cortesía Foto: Cortesía

Antes del anuncio gubernamental, Alemán aconsejó que el grupo poblacional que requiera el refuerzo se lo aplique, ya que se evidenciaba que con el tiempo la respuesta a la vacuna parecía disminuir en varias personas. Entre los pacientes se encontraban mayores de 60 años, trabajadores de la salud o aquellos con problema de inmunosupresión. Aclaró que un examen de anticuerpos no es un factor que determine si necesita o no la dosis de refuerzo.

En Los Ríos y Tungurahua se inició la colocación de dosis de refuerzo de la vacuna contra el COVID-19 a ciudadanos mayores de 18 años

Debido a las dudas sobre la aplicación de una nueva dosis tras seis meses y que esta sea diferente a la colocada en el esquema (dos dosis), el especialista explicó que “con mucha más razón lo que se ha visto es que cuando te ponen una vacuna diferente probablemente hay una mejor respuesta por parte del paciente, de ahí es que hay algunas recomendaciones de que el refuerzo sea con una vacuna diferente”.

Señaló que los beneficios de las vacunas son mayores de los efectos colaterales, ante el temor de varios grupos sobre el proceso que se lleva a nivel mundial.

“Lo que hay que seguir luchando y tener claro es que la pandemia no termina todavía, lo segundo es sugerir que se vacunen, si tienen factores de riesgo hay que vacunarse, ya no hay dudas de los beneficios de la vacuna, y lo tercero, hay que seguir cuidándose hasta que tengamos la famosa inmunidad de rebaño”, añadió.

Estimó que cuando el 60 % o 70 % de la población mundial se encuentre vacunada se podría estar hablando de una inmunidad de rebaño a nivel mundial. “Todavía hay muchas inequidades en la vacunación a mucha población, hay países que no llegan ni al 2 % o 3 % de vacunas”. (I)