El Gobierno alemán mantiene que “tiene que haber un camino” para que los objetores de conciencia y desertores rusos “puedan venir a Europa” y evadirse de la movilización parcial decretada este miércoles, según dijo hoy un portavoz.

En la situación actual “puede haber un movimiento de huida de Rusia hacia Europa”, afirmó en una rueda de prensa ordinaria en Berlín el portavoz de la cancillería, Steffan Hebestreit, que expresó su convicción de que muchos rusos “no quieren participar en la guerra”.

Añadió que éste es uno de los motivos por los que a nivel europeo Alemania se opone a una restricción total de los visados turísticos para ciudadanos rusos, aunque manifestó comprensión para países que tienen una postura distinta debido a "razones nacionales".

Publicidad

En las próximas semanas debería ser posible, según dijo, consensuar una posición sobre la cuestión de los visados y sobre la posible acogida de desertores rusos, que los países bálticos y Polonia rechazan de forma tajante.

Hebestreit señaló que será preciso tener en cuenta "aspectos de seguridad" y examinar si los potenciales refugiados vienen a Europa para huir de una persecución política o por encargo de las fuerzas de seguridad rusas.

Maximilian Kall, portavoz del Ministerio del Interior, puntualizó que “no se esperan grandes cifras” de objetores en Alemania y agregó que a pesar del cierre de rutas aéreas y terrestres siguen existiendo “vías” para llegar al país germano.

Recordó que Interior ajustó sus prácticas internas tras el inicio de la guerra en Ucrania, de forma que evadirse del servicio militar en Rusia constituye por norma general motivo suficiente para obtener asilo en Alemania.

Publicidad

Ello se debe a que el Gobierno parte de que los objetores y desertores rusos están expuestos a "represalias severas" y sufren "persecución política", aunque Kall matizó que las decisiones se toman de forma individual en base a las circunstancias de cada solicitante y tras realizar un examen de seguridad.

Ante las preguntas de los periodistas, explicó que los desertores no pueden optar, por el contrario, a un visado humanitario con el que viajar desde Rusia, ya que este programa está limitado a un perfil muy concreto de disidente, por lo que su única opción es solicitar asilo ya en territorio alemán.

Según datos del Ministerio del Interior, el número de solicitudes de asilo se incrementó este año en un 18 % con respecto a 2021, aunque esta cifra no refleja la llegada de casi un millón de refugiados ucranianos, ya que ellos están exentos de este procedimiento y obtienen de forma automática un permiso de residencia por un año. (I)