Los ataques aéreos lanzados este miércoles por Estados Unidos contra la provincia de Deir al Zur, en el este de Siria, destruyeron un campamento perteneciente a una milicia proiraní, además de una serie de almacenes, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Según un comunicado de la ONG, con sede en el Reino Unido y una amplia red de colaboradores sobre el terreno, el campamento objetivo de los bombardeos era manejado por la Brigada Fatemiyún, integrada principalmente por combatientes chiíes de origen afgano reclutados en territorio iraní.

La acción estadounidense, que supuso el lanzamiento de al menos tres misiles y que fue perpetrada alrededor de las 4.00 hora local (1.00 GMT), destruyó también varias instalaciones utilizadas como puntos de almacenamiento por grupos armados proiraníes, de acuerdo con la nota.

Publicidad

El Observatorio aseguró que, tras el impacto, algunas ambulancias se desplazaron hasta el lugar. Según información todavía por confirmar, han fallecido seis efectivos de distintas nacionalidades a causa del ataque.

El Comando Central de las Fuerzas Armadas estadounidenses (CENTCOM) explicó que los bombardeos “de precisión” fueron ordenados por el presidente del país, Joe Biden, para “defender y proteger” a las fuerzas que mantiene desplegadas en Siria de los ataques de las milicias “respaldadas por Irán”.

También aclaró que Estados Unidos ataca instalaciones de infraestructura específicas utilizadas por grupos afiliados a la Guardia Revolucionaria de Irán, en este caso once búnkeres utilizados para el almacenamiento de munición, según precisó a la CNN el coronel estadounidense Joe Buccino.

Publicidad

El río Éufrates divide a grandes rasgos la provincia de Deir al Zur en dos partes: una controlada por las tropas leales al presidente sirio, Bachar al Asad, apoyadas por Irán, y otra en manos de las fuerzas kurdosirias, aliadas de Washington en su lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Estados Unidos tiene presencia en las zonas de la región controladas por los kurdosirios y de tanto en tanto, como medida disuasoria, responde con bombardeos a los ataques con cohetes o drones perpetrados por las milicias asentadas al otro lado del río contra sus bases.

Publicidad

En la última semana, se han producido un par de ataques frustrados contra objetivos estadounidenses en Siria que no han sido atribuidos a ningún grupo. (I)