Este jueves el presidente argentino, Alberto Fernández, le respondió a su par brasileño, Jair Bolsonaro, sobre el papel de apoyo sanitario que desempeñan los militares en la pandemia de coronavirus en Argentina, al rechazar un tuit en el cual el mandatario brasileño aseveró que el Ejército argentino controlará un toque de queda.

“Son oficiales que han hecho su carrera en democracia, defienden las instituciones y desde ese lugar han colaborado de un modo magnífico en la pandemia, llevando asistencia a lugares de mayor vulnerabilidad”, dijo Fernández en una entrevista con Radio 10.

Fernández rechazó así un tuit en el que Bolsonaro escribió: “Ejército argentino en las calles para mantener a la gente en casa toque de queda entre las 20 y las 8. Buenos días a todos”.

Fernández, que la noche del miércoles anunció nuevas restricciones a la circulación de personas para frenar una acelerada segunda ola de coronavirus, consideró “impactante que diga una cosa así Bolsonaro”.

Sobre el papel de las fuerzas armadas, Fernández dijo que “les he pedido que me ayuden a montar postas sanitarias para hacer más rápido los testeos”.

“El Ejercito tiene médicos y enfermeros muy calificados y es eso lo que les he pedido. Yo ni he declarado el estado de sitio ni lo pienso hacer y las fuerzas armadas no están para hacer seguridad interior, están para hacer lo que hacen muy bien que es en situaciones de catástrofe brindar apoyo a la gente”, agregó.

Fernández decidió prohibir la circulación entre las 20:00 y las 06:00 a partir del viernes en el área metropolitana de Buenos Aires y autorizó a la policía federal a supervisar el cumplimiento de esa medida.

Argentina enfrenta en el último mes una aceleración de contagios, con unos 25.000 nuevos casos el miércoles, y los expertos advierten que el sistema de atención hospitalaria se encuentra cerca del límite.

Con 45 millones de habitantes, Argentina acumula 2,6 millones de contagios y 58.542 decesos desde el inicio de la pandemia. (I)