Siete nuevas personas cuyo fortuna ha incrementado gracias a las criptomonedas han ingresado a la lista de los más ricos de Estados Unidos, de la revista Forbes,

Los siete cripto-multimillonarios tienen un valor colectivo estimado de 55,1 mil millones de dólares. Casi la mitad de todo ese dinero, 22.5 mil millones de dólares, es de un solo nombre: Sam Bankman-Fried, el director ejecutivo de la bolsa de criptoderivados FTX, de apenas 29 años, el primer recién llegado a la lista de multimillonarios.

Los otros nuevos nombres son Brian Armstrong, Cameron y Tyler Winklevoss, Fred Ehrsam y Jed McCaleb.

Bankman-Fried construyó en apenas dos años una de las plataformas comerciales más grandes de la industria actual, FTX tuvo en julio una recaudación de fondos de la Serie B de 900 millones de dólares.

Publicidad

Armstrong, de 38 años, es el CEO de Coinbase, el intercambio de criptomonedas más grande en EEUU, que tuvo su debut en los mercados públicos en abril pasado estrenándose con la cotización directa más grande de la historia: 86 mil millones de dólares.

Los hermanos Cameron y Tyler Winklevoss son los propietarios de la empresa que compite directamente con Coinbase, Gemini, y tienen un patrimonio neto de 4,3 mil millones de dólares cada uno.

Por otro lado, Fred Ehrsam, es el cofundador de Coinbase junto con Armstrong. A pesar de no seguir en la compañía sigue siendo miembro de la junta y lidera la inversión centrada en la criptografía Paradigm. Tiene un patrimonio neto de 3,5 mil millones de dólares.

Y por último está Jed McCaleb, cofundador de Ripple, una empresa basada en San Francisco que facilita transacciones financieras internacionales con tecnología blockchain.

Las monedas digitales han tenido un auge durante los últimos años, alcanzando récords históricos de precios en casi todos los ámbitos. Una de las criptomonedas más populares es el bitcoin no ha dejado de subir en los últimos días

Desde que la lista del año pasado se publicó, el Bitcoin ha aumentado de 10.128 dólares a más de 60.000 dólares. Además, Ether, la segunda criptomoneda más grande, tuvo una suba de casi un 1,000%.

No obstante, las criptomonedas siguen teniendo una naturaleza volátil, lo que las hacen una inversión poco segura y un mercado inestable. “Como toda inversión ya sea en productos o servicios, su uso es recomendable siempre y cuando el individuo que quiera comprarlas confíe en la oferta que se hace a través de estas criptomonedas. Quien asuma el riesgo de invertir en criptomonedas sabe que puede perder, ya que no hay una normativa que defienda sus decisiones”, explica el especialista Alejandro Varas. (I)