NOTICIAS

Publicidad

La cápsula Starliner de Boeing, sin tripulantes, inicia el proceso de retorno a la Tierra desde la Estación Espacial Internacional

La cápsula Boeing Starliner despegó de Cabo Cañaveral (Florida) el 19 de mayo y tiene previsto su retorno mañana en White Sands, en el desierto de Nuevo México.

La cápsula volverá con 600 libras (270 kilogramos) de carga, incluidos tres tanques reutilizables del sistema de recarga de oxígeno y nitrógeno que proporcionan aire respirable a los miembros de la tripulación de la estación. Imagen de archivo. EFE/ Cristobal Herrera-ulashkevich Foto: CRISTOBAL HERRERA-ULASHKEVICH CRISTOBAL HERRERA-ULASHKEVICH

Publicidad

La tripulación de la Estación Espacial Internacional (EEI) cerró este martes con éxito la escotilla que la conectaba con la Starliner de Boeing, iniciando el proceso de retorno de esta cápsula sin tripulación a la Tierra previsto para este miércoles.

La cápsula está programado que parta el miércoles de la EEI y horas más tarde aterrice, asistida por paracaídas, en White Sands, en el desierto de Nuevo México (EE.UU.), en torno a las 18.49 hora de la costa este de Estados Unidos (22.49 GMT).

Lo hará con 600 libras (270 kilogramos) de carga, incluidos tres tanques reutilizables del sistema de recarga de oxígeno y nitrógeno que proporcionan aire respirable a los miembros de la tripulación de la estación.

Publicidad

En esta imagen del folleto de la NASA, los equipos de Boeing y la NASA participan en un ensayo general de la misión para prepararse para el aterrizaje de la nave espacial Boeing CST-100 Starliner en White Sands, Nuevo México, el 23 de mayo de 2022. AFP PHOTO/NASA/BILL INGALLS Foto: AFP

A la EEI llegó el pasado viernes con unas 500 libras (230 kilos) de suministro y equipos de la NASA y 300 libras (136 kgs) de material de Boeing.

La cápsula Boeing Starliner despegó de Cabo Cañaveral (Florida) el 19 de mayo y llegó a la EEI 24 horas más tarde en la que fue primera vez que se acopló al llamado laboratorio orbital, desde donde partirá seis días después de regreso a la Tierra.

El éxito de esta misión no tripulada, llamada OFT-2 (Orbital Flight Test 2), tiene como fin demostrar “las capacidades de extremo a extremo” de la nave espacial Starliner, desde su lanzamiento hasta su regreso a la Tierra, y lograr de esta manera la certificación de la NASA que le permita transportar astronautas hacia y desde la EEI, tal como ya lo hace la firma privada SpaceX.

Publicidad

Inicialmente estaba previsto que esta misión se llevara a cabo en agosto de 2021, pero la compañía aérea decidió suspenderla por problemas de las válvulas de su sistema de propulsión.

En diciembre 2019 fracasó un primer intento de alcanzar la EEI al desviarse del rumbo previsto por problemas técnicos y no alcanzar la órbita buscada.

Publicidad

Al igual que SpaceX, la firma del multimillonario Elon Musk, Boeing tiene un contrato de más de 4.200 millones de dólares con la NASA para encargarse del traslado de ida y vuelta de astronautas y equipos a la EEI despegando desde suelo estadounidense.

“Este vuelo de demostración proporciona datos para ayudar a demostrar que Starliner puede transportar astronautas en futuras misiones”, destacó la NASA en Twitter una vez concluida la operación del cierre de la escotilla. (I)

Redacción
Redacción

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Lo último

Equipo sin suplentes

Es una cadena de impericias que exige un cambio integral del equipo político. Pero será muy difícil que ello ocurra.

Publicidad