NOTICIAS

Publicidad

Presidente Zelenski insiste en que el misil que golpeó a Polonia fue ruso, pese a que las investigaciones aliadas hablan de fallo del tiro

"Esta tragedia nunca había ocurrido sin la invasión rusa de Ucrania y su reciente ataque con misiles contra la infraestructura civil ucraniana", señaló EE.UU.

Un soldado polaco instala un alambre de púas este miércoles a lo largo de la frontera polaca con el exenclave ruso de Kaliningrado, cerca de la ciudad de Zyliny, noreste de Polonia. Foto: ARTUR RESZKO

Publicidad

A pesar de que la OTAN, Estados Unidos e incluso el presidente de Polonia dijeron que fue un fallo de tiro de la defensa aérea ucraniana, todos están de acuerdo en que el líder ruso Vladimir Putin es el culpable de casi desencadenar la Tercera Guerra Mundial.

Polonia inicialmente dijo que el misil que mató a dos ciudadanos probablemente provenía de Rusia, pero luego revocó los comentarios. El cohete ‘altamente probable’ que golpeó Polonia ayer y mató a dos personas fue disparado por Ucrania, dijo el presidente polaco, pero el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, insistió hoy que “no tenía dudas” de que la explosión no fue causada por un misil ucraniano. También pidió que se envíe un equipo de investigación ucraniano y que tenga acceso al lugar de la explosión del misil.

Los países en la frontera oriental de la OTAN ahora están pidiendo una mayor seguridad aérea después del misil rebelde que dejó dos víctimas en la frontera Ucrania-Polonia. Mientras tanto, Polonia ha establecido grandes cercas de alambre de púas a lo largo de su frontera con el exenclave ruso Kaliningrado.

Publicidad

Sin embargo, Hungría criticó el miércoles al presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, por insistir en que que misil que mató a dos personas en Polonia procedió de Rusia, pese a que Polonia y Estados Unidos consideran probable que fuera disparado por las defensas antiaéreas ucranianas.

“Ante una situación de este tipo, los dirigentes mundiales se expresan de forma responsable”, pero “el presidente ucraniano, al acusar inmediatamente a los rusos, fue un mal ejemplo”, declaró Gergely Gulyas, jefe de gabinete del primer ministro húngaro, Viktor Orban.

Un militar ucraniano viaja sobre un vehículo blindado mientras su unidad viaja en el área de Jersón este 15 de noviembre en medio de la invasión rusa. EFE/EPA/GEORGE IVANCHENKO Foto: GEORGE IVANCHENKO

La caída del misil en Polonia hizo temer el martes que la OTAN, de la cual Polonia forma parte, se vea arrastrada al conflicto entre Rusia y Ucrania.

Publicidad

Pero el presidente polaco, Andrzej Duda, afirmó que “no hay indicios de que se trate de un ataque intencionado contra Polonia” y apuntó que es “muy probable” que el misil procediera de las defensas antiaéreas de Ucrania.

La Casa Blanca indicó por su lado que no ha “visto nada que contradiga” esa hipótesis, aunque eso no exime a Rusia de su “responsabilidad” por los bombardeos masivos que lleva a cabo en Ucrania.

Publicidad

Zelenski, por su lado, persistió en su posición.

“No tengo ninguna duda de que no fue un misil nuestro”, afirmó el mandatario en la televisión. “Pienso que es un misil ruso, en base a nuestros informes militares”, agregó.

Temor ante riesgo de guerra extendida

La jefa de Asuntos Políticos de la ONU, Rosemary DiCarlo, aseguró este miércoles que el misil que el martes mató a dos personas en territorio polaco, presuntamente lanzado por Ucrania por error, ilustra los riesgos de una escalda “potencialmente catastrófica” de la guerra.

“El incidente de ayer en Polonia, cerca de la frontera ucraniana, fue un estremecedor recordatorio de la necesidad absoluta de impedir una mayor escalada”, señaló DiCarlo ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. (I)

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad