El terremoto de este domingo 28 de noviembre de 2021, de 7.5 de magnitud en zona amazónica de Perú, ocurrió como resultado de una falla normal a una profundidad intermedia, aproximadamente 110 km debajo de la superficie de la Tierra dentro de la litosfera subducida de la placa de Nazca, coincidieron este domingo los institutos Geofísicos de Perú y de Estados Unidos.

La ruptura se produjo en una falla normal de caída moderada, que choca al norte-noroeste o al sur-sureste. En el lugar donde ocurrió el terremoto de este domingo, la placa de Nazca se mueve hacia el este en relación con la placa de América del Sur a una velocidad de aproximadamente 70 mm / año, subduciendo en la Fosa Perú-Chile, al oeste de la costa peruana, recordó el Geofísico estadounidense.

Los terremotos del norte de Perú y la mayor parte del oeste de América del Sur se deben a las tensiones generadas por esta subducción en curso; en esta latitud, la placa de Nazca es sísmicamente activa a profundidades de alrededor de 650 km. Este terremoto ocurrió en un segmento de la placa subducida que ha producido frecuentes terremotos con profundidades focales de 100 a 150 km.

Los terremotos como este, con profundidades focales entre 70 y 300 km, se denominan comúnmente terremotos de “profundidad intermedia”, que representan deformaciones dentro de losas subducidas en lugar de en la interfaz de placas poco profundas entre las placas tectónicas subductoras y dominantes. Por lo general, causan menos daño en la superficie del suelo por encima de sus focos que en el caso de los terremotos de foco superficial de magnitud similar, pero los grandes terremotos de profundidad intermedia pueden sentirse a gran distancia de sus epicentros, como ocurrió hoy, que fue sentido en los países vecinos como Colombia y Ecuador.

Fuertes terremotos en la zona

Los terremotos grandes de profundidad intermedia son razonablemente comunes en esta sección de la losa de Nazca, y otros cinco eventos de más de 7 de magnitud de profundidad intermedia han ocurrido dentro de los 250 km del terremoto de este domingo durante el siglo pasado, entre esos los siguientes:

  • Terremoto de 7.5 de magnitud el 26 de septiembre de 2005, ubicado a una profundidad similar pero aproximadamente a 140 km al sur del terremoto de hoy, causó 5 muertos, alrededor de 70 heridos y daños importantes en la región circundante.
  • Terremoto de 8.0 de magnitud el 26 de mayo de 2019, aproximadamente a 230 km al sureste del terremoto de hoy, provocó 2 muertes y generó licuación de suelos y daños en las viviendas de adobe.

Dos sismos en Perú, pero sin relación

El Instituto Geofísico del Perú (IGP) informó que este domingo dos sismos se sintieron en su territorio, el primero de ellos fue a la 1:32 horas de la madrugada con epicentro frente a Lima con magnitud de 5.2. Este sismo se produjo debido al proceso de colisión y fricción de las placas de Nazca y la Sudamericana.

Asimismo, el sismo ocurrido a las 5:52 horas de la mañana con epicentro cerca de Santa María de la Nieva y Chachapoyas con magnitud 7.5 a una profundidad de 131 km, ha sido producto de la deformación interna de la placa de Nazca por debajo del continente.

Hernando Tavera, presidente ejecutivo del IGP, afirmó que ambos sismos con orígenes diferentes han generado distintos niveles de sacudimiento del suelo, siendo el segundo evento percibido a mayor distancia, incluso en Ecuador y Colombia. Por ello, hay que tener en cuenta que estos sismos han ocurrido debido a dos procesos diferentes, por lo tanto, no tienen relación alguna.

Al estar Perú localizado en una zona altamente sísmica, estos movimientos son parte de la geodinámica activa producto de la convergencia de placas tectónicas. Siempre han ocurrido y ocurrirán sismos de diferente magnitud a diversos niveles de profundidad. (I)