Un terremoto de 7,6 grados Richter golpeó hoy la prefectura de Ishikawa, en el litoral occidental del centro de Japón, y obligó a activar una alerta por tsunami en buena parte del archipiélago, además de causar importantes daños y dejar sepultadas al menos a seis personas bajo los escombros.

El terremoto, que se sintió incluso en Tokio, se produjo en la península de Noto a las 16.10 (7.10 GMT) e inicialmente la Agencia Meteorológica de Japón (JMA) estimó que el temblor había sido de 7,4 grados en la escala de Richter, aunque después revisó al alza la magnitud en dos décimas.

Del mismo modo la agencia dijo inicialmente que el temblor se produjo cerca del suelo y más tarde situó el hipocentro del mismo a 16 kilómetros de profundidad.

Publicidad

El seísmo alcanzó una magnitud de 7 en la escala japonesa cerrada de 7, que se centra en la capacidad destructiva de los temblores más que en la intensidad.

Wajima, la localidad más afectada

Imágenes radiadas por la televisión nipona o en redes sociales mostraron la gran fuerza del temblor y el poder destructivo del mismo, especialmente en la localidad de Wajima (unos 500 kilómetros al oeste de Tokio), donde se han registrado al parecer los daños más graves.

Publicidad

En esta urbe de unos 27.000 habitantes al menos unas 30 viviendas unifamiliares han sufrido graves daños, dejando al menos a seis personas sepultadas bajo los escombros, y un edificio se ha derrumbado.

El temblor ha provocado además un gran incendio en esta localidad.

Publicidad

Hasta las 21.00 hora local (12.00 GMT) se habían registrado prácticamente 60 réplicas del terremoto y la JMA ha advertido que durante la próxima semana es muy probable que se produzcan más temblores que alcancen el nivel 7 japonés.

El terremoto también dañó carreteras y autopistas de la región y obligó a detener momentáneamente la circulación de varias líneas de tren de alta velocidad.

Se han reportado más de 30.000 viviendas sin luz en Ishikawa y otras 3.600 en la vecina Niigata en idéntica situación, aunque las autoridades niponas han dicho que al menos no se ha detectado ningún daño en ninguna de las centrales nucleares del país.

Alerta por posibles olas de hasta cinco metros

Publicidad

El terremoto obligó a su vez a activar la alerta por la posible llegada de olas de hasta cinco metros de altura en la prefectura de Ishikawa y para olas de hasta tres metros para las prefecturas de Fukui, Toyama, Hyogo, Niigata y Yamagata.

También se implementó una alerta por tsunamis de hasta un metro para toda la costa occidental de la islas de Honshu y Hokkaido y el norte de la isla de Kyushu.

La intensidad del terremoto y la gravedad de la alerta obligaron a los presentadores de la radiotelevisión pública japonesa NHK a instar casi a gritos a la gente que se encontraba en la zona a desplazarse a lugares en altura.

En Wajima las olas llegaron a alcanzar los 1,2 metros de altura, y otras localidades a lo largo de la litoral occidental nipón reportaron subidas del nivel del mar por debajo de un metro.

Incluso las autoridades de la vecina Corea del Sur informaron que la costa de la provincia de Gangwon, que mira al mar de Japón (llamado mar del Este en las dos Coreas), recibió olas de entre 20 y 45 centímetros

Por fortuna el agua no ha generado daños ni en Japón ni en Corea del Sur, aunque se espera que la alerta de la JMA permanezca activada varias horas más.

Por el momento el organismo ha decidido rebajar solo la alerta que afectaba a Ishikawa, donde ahora se esperan posibles olas de hasta tres metros en vez de cinco.