La nave DART de la NASA, primera misión de defensa planetaria, se estrellará a las 19:14 del próximo 26 de septiembre contra Dimorphos, una luna que orbita un asteroide llamado Didymos.

Si bien ninguno de los asteroides representa una amenaza para la Tierra, la colisión con Dimorphos permitirá a los investigadores demostrar la técnica de deflexión junto con varias tecnologías nuevas.

Además, se recopilarán datos importantes para mejorar las capacidades de modelado y predicción de la deflexión de asteroides.

Publicidad

Esas mejoras ayudarán a los científicos a prepararse mejor en caso de que un asteroide sea descubierto como una amenaza para la Tierra, explica la NASA.

Lanzada en noviembre de 2021, la nave espacial DART (Double Asteroid Redirection Test) de aproximadamente 600 kilogramos estará en un punto a 11 millones de kilómetros de la Tierra cuando impacte en Dimorphos, que tiene solo 160 metros de ancho.

El asteroide Dydimos, al que orbita Dimorphos, objetivo del primer intento de desviar la trayectoria de un asteroide. EFE/JPL DART Navigation Team Foto: EFE

La nave espacial se acercará a la roca espacial a aproximadamente 6,1 kilómetros por segundo. Dimorphos orbita Didymos, que tiene aproximadamente 780 metros de diámetro, cada 11,9 horas.

Mientras que el asteroide Didymos mantendrá prácticamente intacto su movimiento alrededor del Sol, se espera que la colisión desvíe la órbita del pequeño asteroide Dimorphos de manera pequeña pero inconfundible, una fracción de un uno por ciento, lo suficiente como para que se pueda medir con radares y telescopios terrestres.

Publicidad

El objetivo de la misión DART, que se lanzó en noviembre de 2021, es golpear un asteroide con una nave espacial para alterar ligeramente su trayectoria. Foto: AFP

Los investigadores tendrán la posibilidad de ver de cerca el sistema de asteroides Didymos, aunque sea brevemente, gracias al generador de imágenes DRACO a bordo de DART y un CubeSat, LICIACube de la Agencia Espacial Italiana. (I)