La Asamblea Nacional discutirá un proyecto de ley para implementar la figura de la cadena perpetua para los delitos graves como el asesinato, sicariato, femicidio, narcotráfico, peculado, violación y desaparición forzada de personas.

La propuesta del proyecto la presentó el legislador y exmandatario Lucio Gutiérrez (PSP) y pasó a conocimiento de la Comisión de Justicia, luego de la calificación por parte del Consejo de Administración Legislativa (CAL). El proyecto plantea varias reformas al Código Orgánico Integral Penal (COIP).

Asamblea Nacional acelera trámite de reformas para endurecer penas, eliminar beneficios penitenciarios y sancionar a jueces y fiscales que favorezcan al crimen organizado

Básicamente, se plantea endurecer las penas y aplicar en el Ecuador la cadena perpetua en delitos de peculado, narcotráfico, sicariato, asesinato, femicidio, violación, violación a menores de catorce años, violación con resultado de muerte, desaparición forzada de personas, agravada en el caso de menores, ancianos, embarazadas y personas con discapacidad, torturas con resultado de muerte y sedición.

Publicidad

La cadena perpetua es considerada como una pena privativa de libertad de carácter indefinido, es decir, implica la privación de libertad de por vida y se impone como condena ante un delito grave.

El legislador nacional Lucio Gutiérrez mostró su satisfacción por la calificación de su propuesta, que permitirá sancionar con cadena perpetua a “los políticos corruptos que se roben el dinero de los ecuatorianos, a los jueces y fiscales corruptos que a cambio de dinero dejan en libertad a los delincuentes y también para sancionar a los sicarios, a los violadores, a los que cometen crímenes de femicidio”.

La intención, según el asambleísta proponente, busca atacar la raíz del problema de la tragedia nacional porque la matriz, la madre de todos los males en el Ecuador definitivamente es la corrupción.

Publicidad

Resaltó que actualmente con el apoyo de Fuerzas Armadas y la Policía Nacional se ataca a la delincuencia y la narco-delincuencia, pero que la reforma busca cortar el origen de la delincuencia en nuestro país, porque también se pide que todos los presos deberán trabajar para pagar por la alimentación y también para que se rehabiliten, de tal manera que cuando salgan en libertad lo hagan para trabajar y no para robar.

La propuesta también contempla que tanto el juez como el delincuente tendrán un código para que el delincuente no sepa qué juez lo condena, y de esa forma también evitar las tentaciones a los jueces.

Publicidad

El proyecto contiene 23 artículos reformatorios, una disposición derogatoria y una disposición final, y busca determinar en el COIP que las penas por los delitos serán la cadena perpetua, pena privativa de libertad, multa e inhabilitación, pérdidas de derechos de ciudadanía y reparación integral. Además, que la acumulación de penas privativas de libertad procede hasta un máximo de sesenta años y las multas serán acumulables hasta el triple de la máxima impuesta.

En los casos sentenciados por asesinato, homicidio, femicidio, sicariato, violación, violación de menores indistintamente de su género, utilización de menores en el cometimiento de delitos graves, desaparición forzada de personas, peculado, enriquecimiento ilícito, cohecho, concusión, tráfico de influencias, oferta de realizar tráfico de influencias, testaferrismo, lavado de activos, asociación ilícita, delincuencia organizada, obstrucción de la justicia, sobreprecios en contratación pública; la pena será de cadena perpetua, no podrán acogerse a ninguno de los beneficios según la ley, además serán inhabilitados de forma absoluta sus derechos.

Estos casos podrán acogerse al procedimiento abreviado si devuelven el producto del perjuicio económico ocasionado al país y la pena será máximo de diez años. (I)