Este martes se informó que impartidores de justicia de Ecuador, México y Brasil reciben premio a nivel Américas por desarrollar criterios que garanticen los derechos de personas migrantes y sujetas de protección internacional.

“La Corte Constitucional del Ecuador se consolidó en el primer lugar con tres sentencias emitidas que coinciden en la necesidad de medidas de no repetición, como ordenar la publicación de las sentencias y difundirlas a jueces y juezas, e incluirlas en sus capacitaciones”, se dijo en un comunicado de la organización de los premios.

El primer caso fue sobre una persona que pasó seis meses privada de su libertad en un albergue. Otra sobre el caso de tres hermanos de 10, 16 y 21 años a quienes se les impidió el ingreso regular al territorio ecuatoriano para reunirse con su madre. La tercera fue acerca de “expulsiones colectivas ‘en caliente’ de un grupo de personas venezolanas que ingresó de forma irregular después de haber sido inadmitido en el filtro migratorio por carecer de certificado de antecedentes penales apostillados. La autoridad judicial reconoció que en ningún caso el ingreso irregular puede ser considerado una infracción penal y que las personas habían sido forzadas a regresar a Colombia sin un debido proceso y sin ser presentadas ante autoridad migratoria”.

El Premio Sentencias de Acceso a la Justicia de Personas Migrantes o Sujetas de Protección Internacional 2021 es organizado por la fundación Sin Fronteras IAP, a la cual se ha sumado el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), la Relatoría sobre los Derechos de los Migrantes de la CIDH, la Asociación Mexicana de Impartidores de Justicia A. C., la Corte Interamericana de Derechos Humanos, la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Hispanics in Philantrophy, la Comisión Nacional de Derechos Humanos, la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, el Comité Internacional de la Cruz Roja, el Comité de Trabajadores Migratorios de la ONU, la Organización Internacional para las Migraciones, entre otras organizaciones.

El objetivo de estos reconocimientos es visibilizar las sentencias emitidas bajo las más altas normas y estándares en derechos humanos. También hacer notar las buenas prácticas que se han tenido para garantizar el acceso a la justicia y el respeto de los derechos humanos de las personas migrantes, refugiadas y otras sujetas de protección internacional en la zona de las Américas.

El segundo lugar fue para el juez segundo del Distrito en Chihuahua, México, por una sentencia que reconoce la legitimación de organizaciones de la sociedad civil para interponer un juicio de amparo por la omisión de crear medidas de protección específicas para personas migrantes como grupo en situación de vulnerabilidad en el contexto de la pandemia.

El tercer puesto fue para el Segundo Juzgado Federal Civil de Roraima (Brasil), que ordenó una serie de medidas para garantizar los derechos de las personas migrantes en contexto de pandemia, como acceder a los derechos al asilo y no devolución, aun cuando las fronteras se hayan cerrado. (I)