La revelación de un audio pone dudas sobre la designación de la máxima autoridad de la Superintendencia de Bancos, proceso que estuvo a cargo del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) y por el cual fue escogido Raúl González, quien no fue posesionado debido a una acción de protección que determinó que hubo vulneración de derechos constitucionales en el trámite.

La grabación fue divulgada por Teleamazonas y en ella se escucha una conversación entre el consejero de Presidencia Aparicio Caicedo y Raúl González mantenida en julio, cuando estaba en curso la selección del superintendente. El consejero de Gobierno, con tono enérgico, reclama a González por no haber renunciado a la terna que presentó el presidente de la República, Guillermo Lasso; de manera enfática, Caicedo menciona que el mandatario no quería que González siguiera en la lista de candidatos.

Un punto clave de la conversación fue que, al parecer, se tenía previsto que no se instale una sesión del CPCCS, por falta de quorum, y con ello canalizar la renuncia de González. Sin embargo, la reunión sí se dio y el proceso culminó con la selección del superintendente.

Publicidad

Aparicio Caicedo: Raúl González perdió la confianza cuando empezó a negociar políticamente, tras bastidores, con asambleístas y otros actores políticos

Tras el escándalo, el Consejo de Participación Ciudadana emitió un comunicado la noche del martes 9 de agosto en el que aclara que “no actúa bajo presiones por parte de actores políticos en la designación de las máximas autoridades del país y demás funciones”.

En el texto se informa que los días 19 y 20 de julio se instaló la sesión para el nombramiento del superintendente, la cual se llevó a cabo con la presencia de los siete consejeros que integran el Consejo, “con quorum completo, lo que dio mayor legitimidad al proceso”, dice el comunicado que lleva la firma del presidente del CPCCS, Hernán Ulloa, la vicepresidenta María Fernanda Rivadeneira, más los consejeros Ibeth Estupiñán y Francisco Bravo.

Quienes suscriben el documento sostienen que cualquier opinión política sobre lo sucedido “es parte de una campaña de desprestigio que busca desestabilizar a la institución”. Y se reitera que ninguna función del Estado, actor político o social ejerce injerencia en las actuaciones del Consejo.

Hernán Ulloa repitió en su cuenta de Twitter que no hubo injerencias que afectaran la selección del superintendente de Bancos, tampoco la instalación de sesiones o toma de decisiones.

Publicidad

“Nadie ordena sobre el CPCCS y eso les molesta a ciertos actores políticos que perdieron el control de la institución”, subrayó el titular del Consejo de Participación Ciudadana.

Más temprano, el consejero David Rosero, que no suscribió el comunicado de la institución, expresó en redes sociales su descontento por la situación.

Rosero comentó que el audio “revela un secreto a voces: la cloaca y corrupción de Carondelet, desde donde se mete mano en el @CpccsEc a través del títere que tenemos como presidente (en referencia a Hernán Ulloa). Igual pasa en la Judicatura, Contraloría y otras instituciones”, escribió.

Dado que Raúl González fue impedido de posesionarse en el cargo, por disposición de la jueza Larissa Ibarra, el fin de semana el presidente Guillermo Lasso, en cumplimiento con la resolución judicial de la acción de protección, envió una nueva terna para elegir a la máxima autoridad de la Superintendencia de Bancos. (I)